Xi Jinping visita Corea del Norte con un fuerte mensaje de apoyo al régimen

Internacionales
Lectura

El presidente chino, Xi Jinping, inició este jueves su primera visita a Corea del Norte, un viaje marcado por la necesidad de reactivar el diálogo sobre desnuclearización

y condicionado a su vez por el conflicto comercial entre Beijing y Washington.

Xi aterrizó en el aeropuerto de Sunan, en Pyongyang para iniciar una visita de dos días de la que apenas se han dado a conocer detalles, algo previsible dada la tradicional opacidad de ambos gobiernos cuando se trata de sus líderes. Se trata de la primera visita de un presidente chino a Corea del Norte desde el año 2005.

En la cumbre que mantuvo Xi con el líder norcoreano, Kim Jong-un,el presidente chino dio un espaldarazo al régimen al decir que ayudará a Pyongyang a abordar sus preocupaciones en materia de seguridad, dando a entender que tratará de impulsar un acuerdo de paz en la región.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

La firma de un tratado de paz para dar por cerrada definitivamente la Guerra de Corea (1950-53), que se detuvo solo con un alto el fuego, es una de las principales demandas del régimen norcoreano, que considera que este acuerdo ayudaría a evitar un hipotético ataque estadounidense.

Por su parte, Kim dijo que, pese a que sus esfuerzos para rebajar la tensión no han obtenido respuesta de EE.UU., se mantendrá paciente hasta lograr una solución al conflicto, según citó la cadena estatal china CCTV.

"Durante el último año, Corea del Norte ha dado pasos activos para rebajar la tensión, pero han fracasado a la hora de suscitar una respuesta positiva del país relevante", dijo el líder norcoreano, en alusión a Estados Unidos.

Los líderes de China y Corea del Norte se reunieron este jueves en la primera visita del presidente Xi Xinping a Pyongyang. /AFP

Los líderes de China y Corea del Norte se reunieron este jueves en la primera visita del presidente Xi Xinping a Pyongyang. /AFP

Kim señaló que "esto no es lo que quería ver", aunque aclaró que "Corea del Norte se mantendrá paciente". Y agregó: "Espero que el país relevante se vea cara a cara con Corea del Norte para resolver el tema de la península coreana y abordar otros temas de interés", ha apuntado.

El presidente chino viajó acompañado de su esposa y de su ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, además de otros altos funcionarios.

Como está previsto que Xi y el presidente estadounidense, Donald Trump, se vean las caras en la cumbre del G20 dentro de una semana, este viaje a Corea del Norte puede suponer un empujón para las conversaciones sobre desnuclearización, atascadas tras la fallida cumbre de Hanoi, en febrero.

En la capital vietnamita, Kim propuso una desnuclearización gradual que debería ir acompañada del progresivo levantamiento de sanciones contra Pyongyang. Pero Washington dijo que no relajaría sanción alguna mientras el régimen no elimine sus programas nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas.

Visita del presidente chino Xi Jinping a Pyongyang para reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un, el 20 y 21 de junio - AFP / AFP

Visita del presidente chino Xi Jinping a Pyongyang para reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un, el 20 y 21 de junio - AFP / AFP

En este terreno se entrecruza ahora también el conflicto comercial y tecnológico que mantienen Washington y Beijing, que puede aprovechar esta visita para recordarle a Trump la enorme influencia económica que ejerce sobre el empobrecido régimen norcoreano y tratar de forzar así alguna concesión estadounidense.

Xi no solo puede optar por intensificar su apoyo a la opción que plantea Pyongyang en cuanto a desnuclearización; de él depende también que se cumplan las estrictas sanciones para el comercio transfronterizo con Corea del Norte, pieza clave en la estrategia de "máxima presión" activada por la Casa Blanca.

En ese sentido, Beijing ya ha aludido a la posibilidad de reforzar la cooperación económica con su vecino al haber incluido en la comitiva que ha viajado a la capital norcoreana a He Lifeng, responsable de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, máximo órgano de planificación económica de China.

Pero en cualquier caso, en esta primera jornada del viaje el hermetismo ha sido la tónica dominante.

Las imágenes de la multitudinaria ceremonia de bienvenida para Xi en la terminal 1 de Sunan, con banda musical y guardia de honor incluidos, fueron retransmitidas varias horas después.

Con banderas, una multitud dio la bienvenida al presidente chino Xi Jinping en Pyongyang este jueves, según difundió la agencia china de noticias Xinhua . /AP

Con banderas, una multitud dio la bienvenida al presidente chino Xi Jinping en Pyongyang este jueves, según difundió la agencia china de noticias Xinhua . /AP

Xi y su mujer, Peng Liyuan, fueron recibidos a pie de pista por Kim y la primera dama norcoreana, Ri Sol-ju.

Después un vehículo descapotable transportó a los mandatarios, que saludaron a la multitud congregada en las avenidas -adornadas con banderas chinas-hasta el Palacio del Sol de Kumsusan.

Aquí reposan los restos embalsamados de los dos anteriores líderes norcoreanos, Kim Il-sung y Kim Jong-il, abuelo y padre respectivamente del actual mariscal.

En Kumsusan se celebró otra ceremonia multitudinaria, según medios chinos, que aseguraron que es la primera vez que un mandatario extranjero es recibido en este lugar, considerado sacrosanto en la imaginería del régimen norcoreano.

Esto muestra, subrayaron, el "respeto del anfitrión", Kim Jong-un, hacia el jefe de Estado chino.

Más allá de esto, solo se sabe que Xi tenía previsto visitar, antes de retornar el viernes a Beijing, la Torre de la Amistad Sino-Coreana, monumento situado muy cerca de la embajada china en Pionyang.

Se cree también que podría asistir al reestreno del nuevo espectáculo norcoreano de gimnasia masiva en el mayor recinto deportivo del mundo, el Estadio 1 de Mayo.

Fuente: agencias