Guatemala elige presidente, agobiada por la pobreza, los migrantes y la corrupción

Internacionales
Lectura

La votación para elegir al nuevo presidente de Guatemala arrancó este domingo en un ambiente tranquilo, en medio de llamados a evitar la confrontación en este país azotado por la pobreza,

la violencia y la corrupción.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) dio el banderazo de inicio de la votación a las 7 horas (las 10 de la Argentina) para elegir al sucesor del impopular presidente Jimmy Morales, diputados y autoridades municipales para el periodo 2020-2024.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

"Esperamos que este inicio de votaciones se haga con la mayor afluencia", expresó en un corto discurso de apertura el presidente del TSE, Julio Solórzano.

Imágenes de la televisión local mostraron a decenas de guatemaltecos haciendo fila para emitir su sufragio en varios centros de votación capitalinos, que cerrarán a las 18 locales (las 21 de la Argentina).

La situación es similar en el interior del país, aunque con mayor afluencia en algunos poblados indígenas, que representan el 42% de los 17,7 millones de guatemaltecos y donde la pobreza alcanza hasta el 80%.

Ficha país de Guatemala que este domingo celebra elecciones presidenciales y parlamentarias. AFP

Ficha país de Guatemala que este domingo celebra elecciones presidenciales y parlamentarias. AFP

En la comunidad indígena de San Juan Sacatepéquez, en la periferia de la capital, las personas abarrotaron los centros de votación en el parque central, donde instalaron ventas de comida, frutas y flores.

Aunque la votación comenzó sin inconvenientes, Solórzano llamó a respetar los resultados y evitar conflictos, luego de que el sábado se registraran incidentes en algunos municipios por inconformidad con ciertos candidatos a alcaldes.

"Este es un llamado más que a la población, a la dirigencia política, los partidos políticos, no crispemos", comentó el jefe de la misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), el expresidente costarricense Luis Guillermo Solís.

La policía desplegó a más de 40.000 uniformados en el país, y militares resguardarán "puntos críticos" y cárceles.

Están convocados a votar más de 8,1 millones de guatemaltecos quienes además de presidente elegirán a 340 alcaldes, 160 diputados nacionales y 20 representantes al Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Por primera vez en la historia, los guatemaltecos que residen en Estados Unidos podrán sufragar, aunque solo para presidente.

La favorita para tomar las riendas del gobierno en este país, donde está prohibida la reelección presidencial, es la exprimera dama socialdemócrata Sandra Torres (2008-2011), candidata del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Ficha de Sandra Torres, una de los candidatas favoritas para llegar al balotaje en las elecciones presidenciales. AFP

Ficha de Sandra Torres, una de los candidatas favoritas para llegar al balotaje en las elecciones presidenciales. AFP

Torres, exesposa del presidente Álvaro Colom (2008-2012), concentra 20% de la intención de voto, por delante de su principal oponente, el médico Alejandro Giammattei, del derechista VAMOS, con el 14%.

El tercer puesto está peleado por tres candidatos, con entre 8% y 9% de la intención de voto. Entre ellos están el empresario Roberto Arzú, hijo del fallecido expresidente Álvaro Arzú (1996-2000), y la izquierdista Thelma Cabrera, la única mujer indígena que participa.

Ficha de Alejandro Giammattei, uno de los candidatos favoritos para llegar al balotaje en las elecciones presidenciales. AFP

Ficha de Alejandro Giammattei, uno de los candidatos favoritos para llegar al balotaje en las elecciones presidenciales. AFP

Si ninguno de los aspirantes alcanza más de 50% de los votos, habrá un balotaje en agosto.

La campaña electoral estuvo marcada por la exclusión de la ex fiscal general Thelma Aldana, una de las favoritas y abanderada de la lucha contra la corrupción, por supuestas irregularidades cometidas cuando era jefa del Ministerio Público (2014-2018).

La justicia dejó asimismo fuera de contienda a Zury Ríos, hija del fallecido ex dictador Efraín Ríos Montt, por una disposición constitucional que impide la postulación de familiares directos de personas que hayan participado en golpes de estado.

En la campaña abundaron las promesas para generar empleo y atajar la pobreza que afecta al 59% de los de habitantes, motivando a miles de guatemaltecos a emigrar cada año a Estados Unidos buscando oportunidades. Muchos mueren en el camino.

Miles se sumaron a caravanas migratorias que salieron desde octubre de 2018 y que han provocado una crisis regional y la ira del presidente estadounidense, Donald Trump.

Sandra Torres, una de las favoritas. AP

Sandra Torres, una de las favoritas. AP

El próximo gobernante heredará esa compleja situación, así como la desnutrición infantil crónica, que afecta a la mitad de los menores de 5 años y constituye la tasa más alta de Latinoamérica, según cifras oficiales.

Otro eje de la campaña de los 19 candidatos presidenciales fue la corrupción, un mal enraizado en Guatemala.

En 2015 renunció el entonces presidente Otto Pérez (2012-2015) tras un escándalo de corrupción que provocó manifestaciones masivas, y ahora en prisión espera ser juzgado.

La ex fiscal Aldana y el exjuez colombiano Iván Velásquez, jefe de una comisión antimafias de la ONU (Cicig), pidieron investigar en dos ocasiones a Morales por sospechas de corrupción durante su campaña, pero éste se libró por su condición de aforado.

El actual presidente, un ex cómico de televisión derechista de 50 años, dio por terminado el acuerdo de la ONU, cuya misión antimafias finalizará en septiembre.

Guatemala es uno de los Estados más corruptos según Transparencia Internacional, que lo ubica en el puesto 144 de un total de 180 países evaluados.

La violencia es otro de los males que tendrá que atajar el próximo gobierno, con 5.000 muertos cada año, la mitad atribuidos al narcotráfico y a las temibles pandillas.

Los tentáculos del narcotráfico se evidenciaron tras la detención en Estados Unidos del candidato presidencial Mario Estrada por presuntos vínculos con el cartel mexicano de Sinaloa, grupo al que habría pedido matar a dos contrincantes, cuyos nombres no se revelaron.

Elecciones atípicas: claves


​1. ¿Judicialización de la política?

Nunca antes en la historia electoral de Guatemala las Cortes habían jugado un papel tan importante como lo están haciendo ahora. Aunque en su momento tuvieron que decidir sobre las candidaturas del ex dictador de José Efraín Ríos Montt (2003) o la del pastor Harold Caballeros (2007), fallos que causaron polémica, este año son protagonistas indiscutibles y algunos aseguran que son la caja de resonancia del mundo político.

Pero lo cierto es que han sido las encargadas de prohibir la participación de la reconocida ex fiscal general Thelma Aldana (por no tener finiquito, un documento que se exige en Guatemala para optar a un cargo público), la de Zury Ríos (por ser hija del ex dictador José Efraín Ríos Montt) o la de Mauricio Radford (por tener un proceso judicial pendiente).

2. En problemas y con dudas

En la incertidumbre hay más candidaturas, como la de Edwin Escobar (aspirante a la primera magistratura por Prosperidad Ciudadana) por carecer del finiquito y la de la ex primera dama Sandra Torres, contra quien hay pendiente una solicitud de desafuero por una supuesta financiación electoral ilícita en la campaña de 2015, cuando perdió en la segunda vuelta frente a Jimmy Morales.

Pero no son los únicos. Roberto Arzú, hijo del expresidente y exalcalde de la capital Álvaro Arzú, tiene un proceso civil en Miami (EE.UU.) por una deuda de más de 5 millones de dólares a J.J. Rendón.

Guatemala confirmó que Estados Unidos desplegó tropas en su frontera con México Mirá también Guatemala confirmó que Estados Unidos desplegó tropas en su frontera con México Las acusaciones o dudas sobre el pasado también son un lastre para otros candidatos. Al humanista Edmond Mulet lo sobrevuela su supuesta participación en adopciones ilegales en la década de 1980 y a Alejandro Giammattei (VAMOS) su participación en la operación Pavo Real, en la que se ejecutaron extrajudicialmente a varios presos.

A Fredy Cabrera (TODOS) lo vinculan a la elección de magistrados y a Thelma Cabrera (del Movimiento por la Liberación de los Pueblos) la relacionan al robo de energía del Comité de Desarrollo Campesino, una organización que ella junto a otros compañeros fundó para luchar por el derecho a la tierra y la nacionalización de la energía por sus desorbitados precios que impiden un acceso equitativo.

3. Depuración obligada

Estas decisiones judiciales han depurado una lista que era de las más largas de la historia. Al menos 24 personas buscaban el Gobierno pero ahora la lista se acorta. Con las candidaturas anuladas las opciones se han reducido. Y a esa depuración hay que sumar la de Mario Estrada, cuya credencial fue revocada después de que fuera detenido en Estados Unidos por supuestos vínculos con el narcotráfico.

Esa lista inmensa de partidos y candidatos demostraba la fragilidad e inconsistencia del sistema electoral y político en Guatemala, en el que no hay un sentimiento de pertenencia real a unos ideales y donde las organizaciones carecen de ideología.

4. Votos huérfanos

Después de la anulación de varias candidaturas, las dudas cercan al voto huérfano: el que han dejado desamparado Thelma Aldana y Zury Ríos al caerse de la lista y quienes encabezan las principales encuestas en segundo y tercer lugar, después de Torres.

Ahora queda por ver cuáles aspirantes saben recoger ese voto.

5. Menos derechos

La situación política y judicial ha monopolizado las charlas entre amigos y los debates. Poco se sabe de los programas y de las ideas que implantarán los aspirantes de llegar al poder y lo poco que se ha dado a conocer, según el titular de la Procuraduría de Derechos Humanos, Jordán Rodas, va en contra de los defensores y de los derechos humanos de los ciudadanos.

La promoción de la familia tradicional, la aplicación de la pena de muerte, la negación del genocidio en el conflicto armado interno (1960-1996) y por ende de las víctimas, o la oposición a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) han sido los mensajes más repetidos.

Uno de los ejemplos fue la camiseta que llevaba Amílcar Rivera, candidato a la Presidencia por Victoria, cuando fue a recoger sus credenciales y que otros han repetido en sus discursos: "No más derechos humanos para delincuentes".

6. ¿Elecciones libres?

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ha pedido en varias ocasiones que se celebren unas elecciones libres, sin injerencia; sembrando la duda de si no lo están siendo y cuestionando en reiteradas ocasiones el papel del Tribunal Supremo Electoral o de las cortes.

"Que las elecciones no se conviertan en una tragedia" fue uno de los últimos deseos que transmitió a los medios. Días después, un grupo de militares retirados empezaron a amenazar con boicotear los comicios si no les pagan una indemnización por su "trabajo" durante la guerra.

Muchos se preguntan: ¿Quién no deja que se celebren unas elecciones libres?

PB

Fuente: AF y EFE​