Gran Bretaña vota en las elecciones europea, con el Partido del Brexit como favorito

Internacionales
Lectura

Gran Bretaña vota este jueves en las elecciones europeas menos queridas de su historia. Nunca se hubieran producido si el Brexit se hubiera conseguido y probablemente sus diputados nunca asuman sus

bancas. El populista partido del Brexit encabeza los sondeos en los comicios frente a los pro europeos liberales demócratas, que serán votados por todos los que prefieren quedarse en la Unión Europea, en medio de la catástrofe del divorcio europeo en el reino.

Con la primera ministra Tory Theresa May al borde su renuncia por presión de su propio partido 24 horas antes de los comicios, los conservadores corren el riesgo de llegar en tercer o cuatro lugar. Sus votos serán aspirados por el flamante Partido del Brexit de Nigel Farage, que crece a causa de que los que votaron irse de Europa, se sienten estafados y descreídos de la “elite” política del palacio neogótico de Westminster.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Conservadores y laboristas están perdiendo sus posiciones frente a Farage y los liberales demócratas por la frustración de los electores.

La propuesta de la primera ministra May de ofrecer un nuevo paquete de Brexit y la posibilidad de un segundo referéndum va a ser medida en las urnas este jueves.

Europa observa con detenimiento cuales serán los resultados de la elección. Creen que finalmente la Cámara de los Comunes se inclinará por un No Acuerdo, con un cambio de líder conservador, o un No Brexit porque revocarán el artículo 50 tras estos comicios.

El presidente francés Emmanuel Macron considera que la Unión Europa no puede quedar cautiva del Brexit después del 31 de octubre, cuando se cumple el plazo otorgado para poner fin a la negociación. No descartan que el No Acuerdo sea decidido por la UE y no por los británicos y el reino se deba ir de Europa al no extenderle el período de negociaciones. Macron y el negociador del Brexit, Michel Barnier, son los halcones en esta decisión. Otros líderes europeos prefieren extender el período para que sea la Cámara de los Comunes quien decida la suerte del Brexit o No Brexit o un segundo referéndum.

Los sondeos de las elecciones europeas en Gran Bretaña dan un 18 por ciento a Nigel Farage y un 7 por ciento de los votos a los conservadores, en la peor performance de historia. Los laboristas no superarían el 13 por ciento, según los sondeos. Seis puntos por debajo de los liberales demócratas y a 1 punto de los verdes, según YouGov.

Si los sondeos tienen razón, el partido del Brexit será el del más rápido crecimiento de la historia británica y demostrará que Nigel Farage, su líder y ex fundador del UKIP, está cubierto de teflón. El hombre que se presentó siete veces para ser diputado y perdió, habría conseguido en un mes lo que no obtuvo en tantos años.

En una investigación de Channel 4, un canal británico, Farage estaría siendo mantenido por el banquero y fundador del Brexit, Arron Banks. Autos con chofer, una casa de seis millones de libras esterlinas en Chelsea, un Land Rover Discovery con chofer y un salario de 13.000 libras esterlinas al mes entre sus beneficios. A ellos se suma la contribución de 450.000 libras para Farage durante la campaña del Brexit y el pago de sus viajes a Estados unidos para promocionar los beneficios del divorcio europeo.

El ex primer ministro laborista Gordon Brown denunció ayer a Farage y sus sospechosas formas de financiamiento en la campaña electoral. El ex chancellor de las finanzas británicas dijo que sus transferencias son intrazables y muchas en rublos, vía Pay Pal, en una clara referencia a un financiamiento de Rusia. La Comisión Electoral Europea está averiguando y accedió a la forma en que ha obtenido los fondos. Los estudia y aún no se ha pronunciado.

Farage, ex trader de la City, actual diputado europeo durante 20 años, juega a ser el representante del pueblo ignorado y frustrado. Este tipo de acusaciones hubiesen sumergido y forzado a renunciar en Gran Bretaña a cualquier político. Farage, íntimo amigo del presidente Donald Trump, flota y su audiencia lo adora y aplaude.

Su discurso incluye privatizar el servicio gratuito de salud británico, se opone a que los inmigrantes con SIDA sean tratados en el NHS y no disimula su admiración por el presidente ruso Vladimir Putin.

Serán los jóvenes británicos menores de 34 años los que pueden hacer una diferencia en la elección británica. Son miles y se han registrado masivamente para votar a favor de Europa. Ellos sienten que su futuro,su capacidad de estudiar en Europa, formar parte del intercambio estudiantil Erasmus, su futuro laboral y su integración al mundo están en juego.

Un sondeo muestra que el 42 por ciento de los que tienen entre 18 a 24 años piensan votar por partidos anti Brexit y 29 de ellos elegirán a los laboristas .

El nuevo partido Change UK, formado en las últimas seis semanas con desilusionados legisladores laboristas y conservadores, no consigue cautivar a los jóvenes.

PB