"Hay una línea roja para Rusia y pasa por nuestra integridad territorial"

Internacionales
Lectura

Diez años después de una guerra que le arrancó parte de su territorio (Osetia del Sur y Abjasia se independizaron gracias al apoyo de las tropas rusas), Georgia intenta desprenderse de

la presión de Rusia y hacer su propio camino.

Esta semana concretó unos gigantescos ejercicios militares con la OTAN, alianza a la cual espera ingresar pronto. Y se acomoda a su papel como estado asociado de la Unión Europea. Moscú considera que es un desafío a su poder regional. “Rusia tiene que digerir esto”, dice el canciller de Georgia, David Zalkaliani, en una entrevista exclusiva con Clarín durante su visita a Buenos Aires. Y aclara que si bien no pretenden convertirse “en una amenaza”, hay “una línea roja” para Rusia que “pasa por nuestra integridad territorial”.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Rusia toma como un desafío el ingreso de Georgia a la OTAN ¿Temen qué haya represalias?

Esa retórica de Rusia ya viene desde hace tiempo. Cuando los países Bálticos iban a ingresar a la OTAN también habló de un acto hostil. Pero los países bálticos ingresaron y hoy en día la relación entre ellos es bastante civilizada. Nosotros no pretendemos convertirnos en una amenaza para nuestros vecinos. Rusia tiene que digerir, asimilar esto. Georgia es un país vecino y un jugador geopolítico importante por su ubicación geográfica. Georgia tiene instituciones fuertes y es previsible en su política exterior.

Está latente el conflicto por Osetia del Sur y Abjasia

Hemos dicho oficialmente que nunca, jamás vamos a utilizar nuestra incorporación a la OTAN para restablecer la integridad territorial. Hemos determinado jurídicamente que nunca utilizaremos la fuerza para restablecer la soberanía de Osetia del Sur y Abjasia. Y lo mismo le pedimos a Rusia. Que ellos digan que nunca van a utilizar la fuerza en nuestra región. Pero Rusia no lo hace y sigue ocupando el suelo georgiano, con anexiones de facto. Hasta en esa situación tan difícil Georgia está intentando tener una relación política racional hacia Rusia, para que la situación sea cada vez menos tensa. Es nuestro deseo, nuestra aspiración. Pero hay una línea roja que pasa por nuestra integridad territorial y la soberanía. También la opción de determinar nuestra política exterior.

El Cancilller de Georgia, David Zalkaliani, señala que la intención de su país es buscar la distensión con Rusia. (Rubén Digilio)

El Cancilller de Georgia, David Zalkaliani, señala que la intención de su país es buscar la distensión con Rusia. (Rubén Digilio)

Cuál es el objetivo de ingresar a la OTAN y la Unión Europea

Queremos ingresar a la OTAN y a la Unión Europea para que el estado georgiano tenga instituciones cada vez más fuerte. Y que Rusia tenga un vecino previsible, fuerte, con quien pueda cooperar. La aspiración a las estructuras de la OTAN y la UE está reflejado en la Constitución y en el programa del gobierno. Las últimas encuestas muestran que el 80% de la población aprueba el ingreso a la OTAN y el 85% a la UE. Cuando una parte tan grande de tus ciudadanos apoyan esas aspiraciones, el Estado tiene la obligación y la responsabilidad de convertirla en realidad. Implica el futuro del país, es el único camino posible para mejorar la economía y las instituciones de Georgia.

No somos tan ingenuos como para pensar que la membresía plena en la UE pueda ocurrir mañana. Estamos conscientes que con los problemas presentes que tiene la UE como el Brexit, la inmigración, las elecciones al parlamento, pero para nosotros es muy importante que nos escuchen y así poder cumplir con nuestra meta.

El escenario en la región no parece muy alentador. Rusia sigue expandiéndose con una política muy agresiva. El ejemplo es Ucrania

La política agresiva de Rusa no empezó ayer en nuestra región. El primer país que sufrió esta agresión fue Georgia, en el 2008 (Las tropas rusas combatieron contra las de Georgia para instaurar la independencia de Osetia del Sur y Abjasia). Luego Rusia replicó lo que había hecho en territorio georgiano con Ucrania, en 2014 (Anexión de la península de Crimea). Por eso nosotros creemos que debe haber una opinión consolidada de la comunidad internacional contra este tipo de actos.

David Zalkaliani dice que Georgia cuenta con el respaldo de Estados Unidos y de la Unión Europea. (Ruben Digilio)

David Zalkaliani dice que Georgia cuenta con el respaldo de Estados Unidos y de la Unión Europea. (Ruben Digilio)

¿Temen que se repita una crisis similar?

Georgia va a hacer todo lo posible para que no vuelva a ocurrir lo del 2008 porque fue devastador. No solo para Georgia, sino para toda la región. Vamos a hacer todo lo posible para evitar una escalada de ese tipo. Pero nuestra iniciativa es pacífica. Vamos a hacer todo lo posible para que las regiones ocupadas por Rusia, como Abjasia y Osetia del Sur se sientan más integradas. Les ofrecemos la estabilidad, el desarrollo y el bienestar que puede dar la integración con la Unión Europea.

Nuestra meta es que la población de esas regiones puedan disfrutar de todos los beneficios que nos da ser miembro asociado en la UE: el libre comercio, la movilidad por territorio europeo. Vamos a seguir con nuestra Inciativa de paz, pero es importante la consolidación del apoyo de la comunidad internacional.

¿Cuentan con apoyo concreto de Estados Unidos y los países europeos?

Tenemos un mensaje muy claro de apoyo. La Unión Europea reconoce a Georgia como un líder regional y considera que hacemos muy bien nuestros deberes. Con Estados Unidos tenemos relaciones plenas y hay un entendimiento total. Es el principal socio estratégico de Georgia. Hay cuatro pilares en este acuerdo: Defensa y Seguridad; Comercio y Economía; Dimensión democrática y relaciones entre pueblos y relaciones culturales. Estamos contentos con esta situación, pero queremos que haya más cooperación en defensa y seguridad. Y queremos firmar un tratado de libre comercio entre EE.UU.

A casi tres décadas de la división de la URSS las ex repúblicas soviéticas no pueden desprenderse del dominio de Moscú. ¿Por qué?

Primero hay que considerar que cada ex república soviética tiene su propia historia y su idiosincracia. Eso complica mucho el escenario. Sobre Georgia puedo decirle que es una nación milenaria, uno de los más antiguos países cristianos. Siempre los imperios intentaron dominarla por su ubicación estratégica entre Occidente y Oriente. Si ve el mapa, es muy llamativo la ubicación de Georgia. No hay que olvidarse que está está entre el mar Negro y el mar Caspio, y une los principales oleoductos regionales, es la conexión de toda esa riqueza de gas y petróleo que viene de Asia Central hacia Europa.

Otra clave importante es que somos la puerta de acceso a ocho países que no tienen salida al mar. Por eso siempre los imperios miraron con mucho interés a Georgia. Pese a la historia de ocupaciones y anexiones que vivimos, nunca ningún imperio pudo dominarnos. Para nuestra historia, 30 o 40 años no es mucho. Durante siglos superamos los problemas y hoy somos un país líder en valores democráticos y libertades. Estamos orgullosos de eso. Y por eso somos optimistas. De todas maneras, aún no maduró el momento político. Pero tenemos que estar preparados para ese día. Para cuando la situación haya madurado. Uno no sabe cuándo llega.