Conmoción en Italia por el incendio a un micro escolar que pudo terminar en masacre

Internacionales
Lectura

Cincuenta y un colegiales adolescentes secuestrados en un ómnibus por un africano senegalés con ciudadanía italiana fueron salvados milagrosamente por los carabineros en una ruta cercana a Milán después de que

el hombre intentara incendiar el vehículo. El senegalés era el chofer del micro escolar y dijo que había decidido vengar a las víctimas africanas que atraviesan el Mediterráneo y mueren en los naufragios.

Oussenay Sy, de 47 años, fue acusado de secuestro de persoa, masacre, incendio y resistencia. También se le agregó como agravante la finalidad de terrorismo.

Tras secuestrar el ómnibus el africano dijo a los estudiantes que se dirigía al aeropuerto de Linate y que “ninguno saldrá vivo”. A continuación ató a los colegiales a sus asientos y les quitó los celulares, pero uno ellos pudo avisar a tiempo a sus padres que llamaron a los carabineros.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Oussenay llevaba dos bidones de nafta que regó en los pasillos y asientos del autobús y mostró un encendedor a los estudiantes.

Mientras tanto los carabineros bloquearon la ruta y rompieron los vidrios de atrás del ómnibus por los que escaparon todos los estudiantes ilesos.

El africano prendió fuego al ómnibus, mientras bajaba, que se incendió totalmente. Pero los estudiantes estaban ya a salvo.

Oussenay Sy dijo en el primer interrogatorio que había meditado desde hacía tiempo realizar un episodio terrible en venganza “porque no podía má ver chicos comidos por tiburones en el Mediterráeo, mujeres embarazadas y hombres ahogados, que huían de Africa”.

El episodio ha conmovido a Italia, aumentando las polemicas y la hostilidad de mucha gente hacia los inmigrantes. Por otra parte resulta inexplicable que un personaje como Oussenay, condenado por estupro, guiara un micro con medio centenar de adolescentes. Nadie se explica cómo no fue controlado.

El ministro del Interior Matteo Salvini, a quien el senegalés acusó de ser el principal responsable de lo que ocurre con los inmigrantes que tratan de ingresar desde Africa a Italia por el Mediterraneo, dijo que se está estudiando quitarle la ciudadanía italiana que le fue otorgada a Oussenay en 2004.

Roma, corresponsal

CB​