Nicolás Maduro, a Donald Trump: "Somos gente con la que se puede hablar"

Internacionales
Lectura

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, volvió a tender una mano a su par estadounidense, Donald Trump y, pese a los duros enfrentamientos que han

tenido desde que el magnate republicano llegó a la Casa Blanca, reiteró su voluntad de entablar un diálogo para avanzar hacia una relación bilateral “de trabajo, cooperación y respeto”.

“Yo sé que somos personas muy diferentes, presidente Trump, somos países diferentes, pero estamos en el mismo hemisferio (...) y más temprano que tarde estamos obligados a hablar, a entendernos”, dijo Maduro en una entrevista al canal estadounidense Univisión, el jueves a la noche.

“Ojalá se diera la oportunidad de un diálogo franco, directo, cara a cara, para que usted vea que no es lo que a usted le dicen en sus informes, que nosotros somos de verdad y somos gente con la que se puede hablar, negociar, entender y acordar. Ese sería el mensaje que yo le transmitiría al presidente Donald Trump”, agregó.

Newsletters Clarín
Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El mandatario venezolano asumió el pasado 10 de enero un segundo periodo de seis años en medio del desconocimiento de la oposición -que lo ha tildado de “usurpador”- y de buena parte de la comunidad internacional con EE.UU., la Unión Europea y una docena de países americanos -entre ellos Brasil y Argentina- a la cabeza.

“Yo tengo una visión de que usted heredó errores de las administraciones anteriores, incluyendo la administración Obama, errores en la política exterior hacia América Latina, y que hay una ideologización de la política exterior estadounidense contra Venezuela”, dijo también Maduro en su mensaje a Trump.

“Todos estos temas podemos hablarlos”, siguió, extendiendo también la invitación al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para que vaya Venezuela, en respuesta a una pregunta de la periodista. Y concluyó: “¿No podemos lograr una relación con Venezuela y América Latina que sea de trabajo, cooperación y respeto?”

En los últimos días Washington ha expresado su “firme apoyo” a la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, que EE.UU. considera el “único cuerpo democrático legítimo” en Venezuela, según explicó el vicepresidente Mike Pence.

Pence incluso habló con Juan Guaidó, quien asumió el 5 de enero como presidente del Parlamento en Venezuela y busca apoyo ciudadano, diplomático y de las Fuerzas Armadas para asumir un “gobierno de transición” en el país.

Maduro ya ha expresado en anteriores ocasiones su disposición a hablar con Trump, pero hasta ahora no ha obtenido respuesta. Pero a la vez, ha acusado a la Casa Blanca de conspirar para derrocar a su gobierno. Washington lo ha tachado de “dictador” en varias oportunidades.

El choque se agudizó el 10 de enero, cuando Maduro inició un segundo mandato de seis años, tras proclamarse ganador de las cuestionadas elecciones del 20 de mayo. Gran parte de la comunidad internacional reconocieron esos comicios, de los que no participó la oposición por considerar que no había garantías de transparencia, y mientras varios líderes opositores están presos o inhabilitados para presentarse a elecciones.

Fuentes consultadas por CNN han anunciado que el Trump analiza reconocer al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como único presidente legítimo de Venezuela.

Además, el gobierno de Estados Unidos, que desde hace años viene adoptando una serie de medidas contra funcionarios y empresas venezolanas, evalúa ahora una opción más drástica: imponer duras sanciones contra la industria petrolera, principal fuente de ingreso del devastado país caribeño.

Así lo aseguraron días atrás fuentes de la Casa Blanca al diario The Wall Street Journal, y explicaron que la decisión busca aumentar la presión sobre el gobierno de Maduro para que deje el poder y convoque a elecciones libres.

Fuente: agencias