Mauricio Macri aprovechó la aprobación del Presupuesto para cargar a un ministro por Boca

Politica
Lectura

Exultante se mostró Mauricio Macri en la reunión de Gabinete de esta mañana. Tenía motivos políticos: el Gobierno, tras meses de negociaciones, consiguió la aprobación -y media sanción- en Diputados- del

Presupuesto 2019, con una mayoría más holgada de lo previsto. Pero el Presidente también festejó anoche, con el triunfo contundente de Boca ante Palmeiras, en la semifinal de la Copa Libertadores. Ese combo lo llevó a cargar al ministro del Interior Rogelio Frigerio, uno de los funcionarios más cercanos, y responsable de reunir el consenso para aprobar el proyecto de Presupuesto.

En la reunión de Gabinete, el mandatario habló sobre lo sucedido en la jornada del miércoles y dejó saber su satisfacción. "El Presidente está muy contento de que el Presupuesto tenga media sanción. Siempre la Cámara de Diputados es más movilizada que el Senado, que es un lugar de más tranquilidad y donde se cree que la aprobación va a ser en un ambiente de mayor equilibrio, convivencia y paz. Así que estaba muy contento y orgulloso de los diputados, del (trabajo) del presidente de la Cámara (Emilio Monzó) y por aquellos opositores que apoyaron", contó la ministra Patricia Bullrich (Seguridad) al término de la cumbre de ministros que encabezó Macri.

Frigerio, que arribó más tarde a la reunión porque recibió el llamado del jefe del bloque Justicialista en el Senado, Miguel Pichetto, recibió la cargada de Macri, cuando habló del triunfo de Boca 2-0 y de la gran actuación de Darío Benedetto, autor de los dos tantos: "¿Qué pasa Rogelio que no estás tan contento, si se aprobó el Presupuesto? ¿O viste el partido?", lo chicaneó el jefe de Estado, en referencia al fanatismo de su ministro por River, quien el miércoles perdió 1-0 con Gremio de local y complicó sus chances de llegar a la final. Respetuoso, el ministro sólo atinó a sonreír.

Frigerio no es el único riverplatense que Macri tiene cerca. Guillermo Dietrich, el ministro de Transporte, es fanático y sufre las cargadas del Presidente. Al igual que el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, que incluso coqueteó con dedicarse a la actividad dirigencial en River, pero desde que ingresó a la gestión nacional dejó de lado ese deseo. De Andreis es "víctima" constante de las cargadas de Macri, aunque en el último tiempo se pudo desquitar con los triunfos del equipo de Marcelo Gallardo. Eso sí, nadie se anima a cargar al Presidente. Es que, según cuentan desde su entorno, su humor cambia mucho cuando pierde Boca.

Días atrás, Macri admitió que no quería en la final. "Yo lo reconozco: estoy nervioso. La verdad es que prefiero que gane un brasileño para no tener esa final. Serían tres semanas de no dormir”, confesó, en relación al eventual cruce decisivo entre River y Boca por la Libertadores. Al cabo de los dos primeros partidos de ida, el deseo de Macri parece estar cumpliéndose, pero en la Casa Rosada dicen que lo que, aunque llegue a la final Boca, no va a ir a la cancha. "Desde que asumió como Presidente, decidió no ir más. Y eso no va a cambiar", expusieron.

Así fue la sesión del Presupuesto, minuto a minuto


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS