Una presentadora árabe se casa con un actor judío y estalla la polémica en Israel

Internacionales
Lectura

Tsahi Halevi (43 años) es un famoso actor de religión judía, su esposa Lucy Aharish (37), musulmana, es una célebre presentadora de noticias en la televisión israelí. Luego de un romance

de cuatro años, la pareja se casó en secreto este miércoles en la ciudad de Hadera. La difusión de la boda provocó apasionadas polémicas en Israel en relación con los matrimonios mixtos. Es que el histórico conflicto entre palestinos e israelíes tensiona la vida cotidiana desde hace años.

Según datos de la Oficina de Estadísticas de Israel, en el país viven 8.855.000 personas. Entre ellos, un 74,5% son judíos (6.556.000 personas) y otro 20,9% son árabes de distintas religiones (1.837.000 personas), con amplia mayoría de musulmanes. El resto, un 4,6% (casi 400.000 personas) se reparte entre las más distintas variantes. Hay árabes cristianos, musulmanes que no son árabes y descendientes de judíos que no se consideran judíos. En cuanto a las bodas, la última cifra disponible indica que en 2015 hubo 58.000 bodas y, de ese total, solo 23 entre árabes y judíos.

Con sentido del humor, los novios escribieron en la tarjeta de invitación “Estamos firmando un acuerdo de paz”, según el diario Israel Hayom. Otro diario popular, Yedioth Ahronoth, escribió en su tapa la palabra árabe “Mabrouk” (“enhorabuena”).

Pero la boda fue criticada por el rabino ultraortodoxo Arye Deri, actual ministro del Interior en el gobierno presidido por el conservador Benjamin Netanyahu. “Es un asunto privado, pero como judío estoy en contra porque debemos preservar al pueblo judío como lo hicimos durante miles de años, ella aún puede convertirse al judaísmo”, dijo Deri, entrevistado por la radio del Ejército israelí. Lucy Aharish es musulmana y se crió en Dimona, es la primera mujer árabe que conduce un programa noticioso en hebreo en la televisión, en el canal Reshet 13. Tsahi Halevi nació en Petah Tikva y fue soldado israelí de élite en territorio palestino, un rol que luego interpretó en la serie televisiva “Fauda”, emitida por Netflix. Recientemente interpretó a Muammar Kaddafi en otro filme de Netflix.

“Enhorabuena y felicidades para esta magnífica pareja”, dijo la diputada laborista Shelly Yachimovich. “Lucy Aharish entiende mejor qué quiere decir ser judío, en vez de aquel diputado que escribió un tuit racista y nauseabundo”, dijo otra diputada laborista, Stav Shaffir, refiriéndose al derechista Oren Hazan. Al enterarse de la boda, Hazan dijo que no culpaba a Lucy “por seducir un alma judía para debilitar a nuestro país, bienvenida a la conversión; la culpa es de Halevy, le reprocho que se islamice, fue muy lejos, basta de asimilación”.

Yoel Hasson, abogado de la Unión Sionista, dijo que el diputado Hazan “representa esa cara racista, oscura y desagradable que uno ya no quiere ver más”. Una diputada de centroderecha, Meirav Ben Ari, felicitó a la pareja deseándole felicidades en árabe. Y el provocador Bentzi Gopstein, líder del grupo derechista Lehava (“La Llama”), conocido por su campaña contra los matrimonios mixtos, criticó la boda y pidió a Halevi “preservar la dignidad del pueblo judío”.

Fuente: AFP y Clarín

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.