Donald Trump pone en duda las acusaciones contra su candidato a juez de la Corte Suprema

Internacionales
Lectura

El presidente estadounidense Donald Trump dejó de lado este viernes la prudencia en torno al escándalo por las acusaciones de agresión sexual contra su candidato a la

Corte Suprema de Justicia y atacó la credibilidad de la mujer que denunció los abusos.

Hasta la denuncia efectuada por la académica Christine Blasey Ford, el juez Brett Kavanaugh, de tendencia conservadora, parecía encaminado a ser confirmado para el cargo vitalicio.

"Yo no tengo ninguna duda de que si el ataque contra la doctora Ford fue tan terrible como ella cuenta, entonces se habrían presentado cargos de manera inmediata con las autoridades locales encargadas del cumplimiento de la ley", escribió el mandatario estadounidense en su cuenta de Twitter.

"¡Pido que ella traiga estos cargos para que podamos saber la fecha, la hora y el lugar!", agregó Trump.

Pero estas acusaciones que se remontan a la década de 1980amenazan con hacer descarrilar la confirmación del magistrado, centro de una intensa batalla política a pocas semanas de las elecciones de medio término.

Así, el mandatario optó por atacar directamente la versión de la presunta víctima y cargó contra la petición de que el FBI investigue el caso, algo que él cree que no es necesario y que bastará con una audiencia monográfica del Comité Judicial del Senado, que debe evaluar la candidatura de Kavanaugh y votar si recomendarle o no.

"El juez Brett Kavanaugh es un buen hombre, con una reputación intachable, que está siendo atacado por políticos radicales de izquierda que no quieren saber las respuestas, lo único que quieren es destruir y retrasar. No les importan los hechos. Yo tengo que lidiar con esto cada día en D.C. (Washington)", disparó Trump.

La llegada de Kavanaugh a la Corte Suprema colocaría a los jueces progresistas o moderados en minoría durante muchos años en el tribunal, una jurisdicción que dirime cuestiones fundamentales de la sociedad estadounidense, como el derecho al aborto, a portar armas de fuego y los derechos de las minorías.

"Los abogados radicales de izquierda quieren que el FBI se involucre AHORA. ¿Por qué nadie llamó al FBI hace 36 años?", se preguntó Trump.

Los abogados de Ford y varios políticos demócratas han pedido en reiteradas ocasiones que el FBI abra una investigación sobre el caso.

La Comisión Judicial del Senado, encargada de examinar la candidatura del juez, convocó para el próximo lunes a las dos partes a dar sus explicaciones ante sus miembros.

Después de varios días de silencio, el abogado de Blasey Ford afirmó el jueves que su clienta estaba dispuesta a testificar ante los senadores, siempre y cuando se cumplan sus condiciones.

La primera de ellas es no comparecer el lunes porque no puede, aunque se mostró dispuesta a acudir otro día de la semana próxima. El lunes "no es posible y la insistencia de la Comisión de que así sea es arbitraria en cualquier caso", dijeron los abogados de la mujer.

Blasey exige también que la audiencia sea "justa" y que su seguridad esté garantizada.

"Como ustedes saben, ella ha recibido amenazas de muerte, que han sido denunciadas al FBI, y tanto ella como su familia han tenido que abandonar su hogar", agregaron sus representantes.

"Ella desea testificar, a condición de que podamos acordar unas condiciones que sean justas y que garanticen su seguridad", indicaron.

Además los abogados señalaron que su clienta prefiere que haya una investigación del FBI antes de que ella testifique.

Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado, expresó que no tiene dudas sobre la nominación de Kavanaugh.

"Ustedes han visto la pelea, han observado las tácticas, pero yo quiero decirles algo: en un futuro muy cercano, el juez Kavanaugh va estar en la Corte Suprema de Estados Unidos", dijo el representante.

Fuente: AFP y EFE


BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.