Las restricciones de Beijing al turismo por el coronavirus afectan a unos 75.000 chinos que viajan por año a la Argentina

Internacionales
Lectura

La apertura comercial de China trajo consigo también un despliegue internacional de sus ciudadanos por el mundo, que tienen el permiso para viajar al exterior como turistas y dinero en sus bolsillos

para gastar. Se estima que, por año, alrededor de 150 millones de sus ciudadanos viajan por todo el planeta, y cerca de un 70% lo hace dentro del espacio asiático.  

Con la expansión del coronavirus​, el gobierno de Xi Jinping decidió cancelar hasta nuevo aviso los viajes y paquetes turísticos desde su país al mundo, mientras que distintos gobiernos también restringen los viajes de sus ciudadanos a China. Aunque ocupa un lugar económico menor en ese universo, Argentina se ve afectada por el golpe a la industria turística: con los acuerdos de los últimos cuatro años, el país pasó de recibir 35.000 ciudadanos chinos a 75.000 en 2019. 

La cifra surge del último balance que el embajador de Argentina ante China hasta 2019, Diego Guelar, quien comentó a Clarín que también se extendió la permanencia del turismo chino en el pais -que, se calcula, gasta el doble de un turista estadounidense o europeo promedio-. Mientras que en 2016 las visas no superaban los tres meses, hoy el visado en la Argentina se le extiende a los ciudadanos chinos hasta por diez años con entradas múltiples.

Ahora, la nueva política migratoria y turística con China -un socio estratégico con presencia cada vez mayor en la economía argentina desde el gobierno de Néstor Kirchner - quedará a manos del nuevo Ejecutivo de Alberto Fernández, y en estos asuntos, seguirán a manos del canciller Felipe Solá, del nuevo embajador en Beijing, Luis María Kreckler y del nuevo secretario de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

Pese a que la Organización Mundial de la Salud alertó de que el coronavirus es una "amenaza mundial" -ya hubo 106 muertes y 4500 casos detectados en China- el ministro de Salud argentino, Gines González García, dijo que en la Argentina "no hay ninguna posibilidad" de que exista en el país. Pese a ello desplegó un alerta. 

JPE