El Reino Unido incluyó a Hezbollah en su lista de organizaciones terroristas

Internacionales
Lectura

El Gobierno de Reino Unido incluyó este viernes al partido libanés Hezbollah ​a su lista de organizaciones terroristas, ampliando unos castigos que por ahora se ceñían únicamente

a la rama militar del grupo.

A través de un comunicado, el Tesoro británico informó la nueva orden, que implica la congelación de los activos de Hezbollah y límites a las relaciones con esta organización, una de las más importantes de Líbano en términos tanto políticos como militares.

"El Tesoro de Su Majestad ha designado a toda la organización Hezbollah bajo la Ley de Congelación de Activos Terroristas de 2010. Esta congelación de activos se alinea con la decisión tomada el año pasado por el Canciller del Tesoro -cuando era Secretario del Interior- para proscribir a toda la organización", informó el gobierno británico.

"Hezbollah continúa con sus intentos de desestabilizar la frágil situación en Oriente Medio, y ya no somos capaces de distinguir entre su prohibida ala militar y el partido político", afirmó Sajid Javid, canciller del Tesoro del gobierno de Boris Johnson.

El Gobierno de Reino Unido ya había advertido en el pasado de que daría el paso de extender la catalogación terrorista a Hezbollah en su conjunto por considerar al grupo responsable de actividades desestabilizadoras en todo Medio Oriente.

Días, atrás, el líder del grupo, Hassan Nasrala, había asegurado que los ataques con misiles de Irán contra dos bases en Irak sólo fueron el comienzo de las represalias contra Estados Unidos por haber matado a un importante general iraní.

"Los estadounidenses deben retirar sus bases, soldados, oficinas y embarcaciones de nuestra región. La alternativa... a irse verticalmente es irse horizontalmente. Esta es una decisión determinante y firme. Estamos hablando del inicio de una fase, sobre una nueva batalla, sobre una nueva era en la región'', dijo Nasrala.

Su discurso televisado, con duración de 90 minutos, se produjo una semana después del asesinato del general iraní Qassem Soleimani.

La Guardia Revolucionaria de Irán proporcionó entrenamiento a los guerrilleros que pelearon en la guerra de Siria junto con las milicias respaldadas por Irán que Soleimani dirigió.

Con información de agencias