Donald Trump dice que EE.UU. está "muy cerca" de un acuerdo con China

Internacionales
Lectura

Con el vencimiento del 15 de diciembre a la vuelta de la esquina para la aplicación de más aranceles a China por 156.000 millones de dólares,

title="donald-trump" target="_blank">Donald Trump anunció este jueves Estados Unidos está "muy cerca" de un "gran acuerdo" con Beijing.

"Estamos MUY cerca de un GRAN ACUERDO con China. Ellos lo quieren, ¡y nosotros también!", tuiteó el mandatario, cuyo gobierno prevé imponer el domingo nuevos aranceles a productos chinos, como electrónica y ropa deportiva, en el marco de la feroz guerra comercial entre ambas potencias.

El entusiasmo del mandatario provocó una rápida recuperación en la Bolsa de Nueva York, que había comenzado la jornada en rojo.

Getting VERY close to a BIG DEAL with China. They want it, and so do we!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) December 12, 2019

Beijing dijo el jueves que los negociadores de los dos países mantuvieron una "comunicación estrecha", sin más detalles.

Las tensiones entre los dos países ya llevan 19 meses, en los que ambos se impusieron mutuamente aranceles adicionales sobre cientos de miles de millones de dólares en el comercio bilateral anual.

El posible anuncio de un acuerdo comercial con Beijing en los próximos días permitiría al presidente republicano alardear de sus habilidades de negociación y mostrarse como ganador, antes de la acusación en la Cámara de Representantes por el caso de Ucrania, que se espera para la próxima semana, y de cara a las elecciones del año que viene.

La Casa Blanca no ha dado detalles sobre qué significa el "gran acuerdo" al que se refirió el presidente estadounidense.

Washington y Beijing están negociando un acuerdo preliminar bajo el cual China aumentaría las compras de productos agrícolas estadounidenses. A cambio, Estados Unidos renunciaría a nuevos aumentos arancelarios a los productos chinos previstos para el 15 de diciembre.

La amenaza de Estados Unidos consiste en imponer un gravamen del 15% a las exportaciones chinas por 156.000 millones. China había dicho que respondería con un arancel del 25% a los automóviles estadounidenses y un arancel del 5% a las piezas de vehículos, impuestos que se suspendieron a principios de este año como un gesto de buena voluntad.

Pero el acuerdo, anunciado como inminente durante varias semanas por la administración de Trump, tarda en concretarse.

La guerra comercial, que afecta a las empresas chinas orientadas a la exportación, ahora amenaza el crecimiento del gigante asiático. En el tercer trimestre la expansión cayó al 6% interanual, su nivel más bajo en 27 años.

AFP