Incendios forestales en Australia cubrieron toda la ciudad de Sidney de un humo tóxico

Internacionales
Lectura

Una serie de incendios forestales en el estado Nueva Gales del Sur, ubicado en el sureste de Australia, llenaron varias de las ciudades más importantes de un denso humo que impedía la visibilidad y causaba problemas de respiración.

Durante semanas se produjeron varios incendios que se combinaron para crear un "mega fuego" que ya destruyó 319 mil hectáreas de tierra, principalmente dentro de parques nacionales. La crisis se intensificó por una sequía prolongada que había resecado la vegetación.

El humo cargado de partículas tóxicas era tan intenso que hasta activó las alarmas anti incendio de decenas de edificios, por lo que se tuvo que proceder a su evacuación, como el Observatorio Astronómico Australiano en North Ryde, las oficinas de The Sydney Morning Herald o la sede del Servicio Rural de Bomberos en Homebush. Los servicios de emergencia recibieron 500 llamados que se produjeron automáticamente en apenas unas horas, según indicó Roger Mentha, miembro de Bomberos y Rescate de Nueva Gales del Sur.

El transporte público se vio afectado y tuvo que detener su servicio por problemas de visibilidad. Lo mismo sucedió en distintos puntos portuarios. "El humo de todos los incendios es tan intenso aquí en el puerto que no se puede ver nada, por lo que es demasiado peligroso. La visión es muy pobre", dijo la vocera Di Pearson sobre la realización un evento que normalmente presagia la famosa carrera de yates Sydney-Hobart.

La ciudad de Sidney quedó envuelta en una neblina tóxica que hacía que los lugares más emblemáticos de la metrópolis no pudieran apreciarse. El índice de calidad del aire de la zona se deterioró y la contaminación se elevó por encima de los niveles "peligrosos", por lo que se recomendó a la población permanecer en el interior de sus viviendas y reducir la actividad física.

View this post on Instagram

Now. #sydneysmoke

A post shared by @ ylos on

La redes sociales se llenaron de imágenes del antes y el después de Sidney tras la humareda. Asimismo, los usuarios compartieron videos de los estragos que provocó la densidad del humo.

Durante esas semanas, el este del país padeció el humo de los incendios forestales pero la magnitud del problema este martes 10 de diciembre sorprendió incluso a los residentes más habituados a este tipo de condiciones. "Esto es lo peor que vi, seguro. Se seca la garganta. Incluso si no sos asmático, lo sentís", explicó a la AFP Bruce Baker, un hombre de 82 años que vive en Gosford, al norte de Sydney, que se saltó su caminata diaria por el humo.

B.D.N./FeL

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS