Acusarán a Trump por abuso de poder y obstrucción

Internacionales
Lectura

Los diputados demócratas en Estados Unidos avanzaron aún más en el proceso de impeachment: anunciaron este martes que acusarán al presidente Donald Trump por abuso de poder y obstrucción del Congreso

por un “claro y presente peligro” para las elecciones del año próximo y la seguridad nacional.

“Debemos ser claros: nadie, ni siquiera el presidente, está por encima de la ley”, dijo el presidente del comité Judicial de la Cámara de Representantes Jerrold Nadler en una conferencia de prensa, flanqueado por la líder demócrata Nancy Pelosi y otros legisladores. “Cuando el presidente traiciona la confianza del pueblo y se coloca por arriba del país, pone en peligro la Constitución, pone en peligro la democracia y pone en peligro nuestra seguridad nacional”, agregó.

El comité Judicial de la cámara de Representantes estuvo trabajando contrarreloj estas últimas horas para definir cuáles serán los artículos por los que acusarán a Trump en el impeachment, cuyo lanzamiento oficial debe ser votado por el pleno de la cámara, algo que se estima que será antes de Navidad.

Los legisladores de la oposición, que tiene mayoría en la cámara baja, concluyeron que juzgarían al presidente por dos posibles actos: Trump violó su juramento al colocar sus preocupaciones políticas sobre los intereses nacionales y bombardeó al Congreso que intentaba investigar el tema. Descartaron juzgarlo por otros cargos como coimas u obstrucción de justicia.

En un resumen de una investigación que llevó dos meses al Comité de Inteligencia, los legisladores demócratas establecieron que el presidente abusó de su poder al solicitar ayuda al presidente de Ucrania, Volodimyr Zelensky, para que investigara al precandidato presidencial demócrata Joe Biden y su hijo por sus negocios en ese país, y así beneficiarse personalmente en su campaña por la reelección en 2020. Los legisladores aseguran que incluso congeló una partida de ayuda militar de casi 400 millones de dólares para presionar a Kiev, algo que Trump niega rotundamente.

Además, los legisladores denunciaron que Trump intentó bloquear la investigación que estaban llevando adelante en el Congreso, al bloquear la comparecencia de funcionarios citados a declarar.

Ahora que el Comité judicial estableció los artículos, deben ser votados en el pleno en la Cámara baja, lo que podría ocurrir antes de Navidad. Como los demócratas tienen allí mayoría, es probable que se vote por el impeachment a Trump, que sería el tercer presidente estadounidense en ser sometido a un juicio político, después de Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos absueltos. Richard Nixon renunció en 1974, antes de ser acusado.

La última palabra la tiene el Senado, que es el responsable de juzgar al presidente. Pero para destituirlo se requiere una mayoría de dos tercios y, como la Cámara alta está dominada por los republicanos, es muy poco probable que prospere.

Trump y los republicanos dicen que todo es “un chiste”, una “caza de brujas” y que no hubo delito. Aprovecharán el debate que se dará en el Senado --probablemente en enero-- para defender al presidente y demostrar que los demócratas solo quieren perjudicarlo electoralmente.