¿Quién es Maximiliano Levy, el ex barra de Boca que se convirtió en presidente de Almirante Brown?

Deportes
Lectura

Maximiliano Levy no es un dirigente más. Este domingo fue electo como nuevo presidente de Almirante Brown y será, por los próximos tres años, quien comande los destinos del club de

Isidro Casanova. Pero su pasado lo condena. Este empresario de La Matanza fue barrabrava de Boca y ahora la Aprevide le prohíbe ingresar a los estadios.

Newsletters Clarín
Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Fue Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte quien tomó la decisión, estrictamente política, de prohibir el acceso a los estadios de fútbol de Levy. Una prohibición que no tenía hasta ahora, pese a haber estado preso por una causa cuando era parte de La Doce.

En 2013, Maximiliano Levy fue detenido cuando volvía de ver un partido de Boca en Ecuador por un supuesto encubrimiento agravado a Maximiliano Mazzaro, quien por entonces era uno de los líderes de la barra, ya que este se encontraba prófugo de la justicia. Mazzaro había sido acusado del asesinato de Ernesto Cirino, un vecino de Liniers atacado a golpes la noche del 29 de agosto de 2011 tras una discusión doméstica en la que participaron barras de Boca y Cirino.

Maximiliano Levy, nuevo presidente de Almirante Brown.

Maximiliano Levy, nuevo presidente de Almirante Brown.

Levy y Mazzaro se conocen hace casi tres décadas. El que luego fue jefe de la barra, por entonces, iba a comer a El Altillo, restorán que era de la propiedad de Levy, después de jugar al básquet en el club Huracán de San Justo. También compartían la tribuna de Almirante Brown. Allí comenzó la amistad.

Esa misma relación, que lo llevó a la cárcel por casi tres meses, intentó ser el argumento para alcanzar la libertad. El abogado de Levy comprobó la amistad que había entre el acusado y el prófugo, situación contemplada por el inciso 4° del artículo 277 del Código Penal, que establece que el delito de encubrimiento no debe aplicarse en caso de que los acusados sean cónyuges, padres, hijos, hermanos o primos de las personas a las que ayudaron. Esta figura también incluye a los amigos íntimos. De ese argumento también se agarró Pablo Migliore, quien también estuvo preso por encubrimiento. Finalmente Levy fue liberado cuando la Justicia creyó que ya no podía ayudar a Mazzaro a escapar.

"Tan estrecho es el vínculo que la hija de Mazzaro le dice tío a Levy. Hay fotos del casamiento de Levy en el que aparecen cinco personas y una de esas es Mazzaro. El ex socio de Levy en el restaurante refirmó que Mazzaro y mi defendido son amigos. La relación entre ellos se originó antes que Mazzaro fuera conocido en Boca. El vínculo nació en la hinchada de Almirante Brown, club en el que, por ejemplo, el padre de Levy fue candidato a presidente", contó el abogado Mariano Lizardo allá por 2013.

Por esa causa, Levy estuvo preso 88 días y terminó en libertad con apenas una probation. Desde entonces comenzó a alejarse de los paraavalanchas de la Bombonera. Dicen, incluso, que hoy ni siquiera va a ver los partidos.

El actual presidente de Almirante Brown estuvo lejos de los flashes y de las noticias hasta finales del año pasado. Levy dio la nota, en medio del escándalo por la agresión de los hinchas de River al micro de Boca, en la previa de la final de la Copa Libertadores, al mostrarse en las tribunas del Monumental el 24 de noviembre.

Por entonces se habló de infiltrados de La Doce en Núñez y algunos hasta especularon con que todo había sido "armado" por parte de la barra de Boca. Pero el propio Levy salió a desmentirlo. Contó por redes sociales que fue a acompañar a su pareja, fanática del Millonario, y que ya lo había hecho en la final con Tigres, en 2015.

Maximiliano Levy será presidente de Almirante. (Foto: Twitter).

Maximiliano Levy será presidente de Almirante. (Foto: Twitter).

En el último tiempo, Levy volvió a su primer amor, Almirante Brown. En el club de Isidro Casanova tomó el poder de una de las facciones de la barra (hay una fuerte división en la hinchada desde hace décadas) y se metió en el club en la secretaría de fútbol profesional, por fuera de la actual comisión directiva.

En La Fragata -como le dicen a Almirante Brown- dicen que fue él quien convenció a Blas Giunta de volver a dirigir al equipo y quien también logró el regreso del ídolo Sebastián Penco. Hoy el equipo está peleando por el ascenso a la B Nacional tras dos temporadas de penar con los promedios.

En las últimas semanas, como campaña para las elecciones, prometió que en su mandato iba a haber una sola tribuna y que ya no habría divisiones. Ahora, parece, tendrá otro tema que solucionar tras la prohibición que le puso la Aprevide.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS