Pity Martínez y una dedicatoria muy picante

Deportes
Lectura

"Esta clase de partidos son hermosos, me gustan. Había que renovar la historia y se me dio la posibilidad de volver a convertirle a Boca", dijo Gonzalo Martínez casi una hora

después del triunfo por 2 a 0 en el Superclásico ante Boca en la Bombonera con un tanto de su autoría (el 1 a 0). Ese resultó ser el tercer grito suyo de los últimos cuatro partidos ante Boca. El Pity canta presente en las paradas bravas y aprovechó esta vez para acordarse de aquellos -ya no son muchos- que lo vienen criticando desde esos primeros tiempos en River en los que no hacía pie.

Martínez sentenció: "Por ahí escucho cosas sobre la gente que sigue dudando de mi fútbol y con esto les demuestro que estoy bien y que sigo creciendo futbolísticamente. Me entreno al máximo para rendir partido y partido. Por ahí a veces las cosas no salen pero la gente tiene que entender que somos humanos y quizá no nos levantamos bien y podemos tener un mal partido".

Son 30 goles los que lleva convertidos en 155 presentaciones con la camiseta de la banda roja. Endulzado por otra buena actuación, más allá de haber tenido que salir a los 22 minutos por lesión, el Pity lanzó una dedicatoria cargada de pimienta: "Se lo dedico a mi familia y a mis amigos que están en Mendoza y también a la gente de River que duda de mí. Les digo que me tengan confianza, que cuando haya partidos importantes voy a dar lo mejor de mí".

Y no se quedó: "El técnico me bancó muchas veces, pero parece que a la gente no le alcanzaba con las cosas que venía haciendo. Yo soy muy agradecido a la gente que me banca, pero siempre hay algunos que me miran de reojo y eso no es lindo. Siempre le demostré al hincha que estoy presente. Esta clase de partidos me dejan marcado en la historia y lo lindo es que mi hija cuando sea grande verá estos goles", disparó el volante ofensivo que ahora también se convirtió en jugador de Selección.

Dejando de lado las críticas que, se insiste, ya son parte de una escueta minoría, Martínez trató de explicar esta racha ganadora ante el rival de siempre: "Vinimos tranquilos, sabiendo que si estábamos bien íbamos a ganar. Esa confianza se va ganando cuando jugás, en la cancha. Ya ganamos dos en la Bombonera. Ahora nos toca a nosotros disfrutar este momento. Quizá a ellos (por Boca) les juega en contra el nerviosismo de ser local".

¿Qué le pasó en la pierna izquierda? "Yo estaba diez puntos, pero cuando me hizo la falta (Wilmar) Barrios se me movió un poco la pierna y sentí una molestia. Quise seguir jugando pero me seguía molestando", contó el Pity. Y antes de que cunda el pánico pensando en lo que se vienen, aportó tranquilidad con sus palabras: "Mañana me haré estudios, pero creo que voy a llegar para la revancha con Independiente por la Copa Libertadores".

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Cargando...