Nada lo detiene: Juan Martín del Potro le ganó a Alexander Zverev y llegó a la final del ATP 500 de Acapulco

Tenis
Lectura

Juan Martin del Potro (6º preclasificado) se regaló otro momento importante para su carrera tenística: derrotó al alemán Alexander Zverev , segundo favorito, por 6-4 y 6-2, y alcanzó la final del ATP 500 de Acapulco. Cerca de la medianoche, Delpo disputará la final ante el sudafricano Kevin Anderson, que venció al norteamericano Jared Donaldson por 6-3, 4-6, 6-3.

 

 

Ante el número 5 del mundo, el tandilense jugó su mejor partido en lo que va de 2018. Sólido de principio a fin, mostró variantes para sacar de quicio a Zverev con un slice suave y flotado al revés del alemán, paradójicamente su mejor arma. En su partido 550º en el ATP Tour, se trató de su 48va victoria ante un Top 10 y llegó a su segunda final de 2018, luego de caer en la definición del ATP 250 de Auckland, donde perdió con el español Bautista Agut en tres sets.

 

Delpo se medirá ante Anderson, con quien tiene una ventaja de 6-0 en el historial entre ambos. En esta temporada con altibajos, buscará el 21er título de su carrera en su final Nº 31. Es la primera vez que alcanza la definición en Acapulco en tres participaciones, y en este torneo ya despachó a los dos Zverev (En el debut, a Mischa). El mejor jugador argentino venía de librar dos intensas batallas en Acapulco: el miércoles eliminó al español David Ferrer en un maratónico encuentro de la segunda ronda, y el jueves despidió al austriaco Dominic Thiem por los cuartos de final, con un marcador de 6-2 y 7-6 (9/7). Ahora, dejó atrás a un jugador de 20 años perteneciente a la denominada "Next Generation", la próxima generación de tenistas.

 

"Anderson saca igual de fuerte que Zverev y llega con mucha confianza. Si tiene un buen día, me puede ganar tranquilamente. Siempre es linda la noche previa a una final y voy a disfrutarla", dijo Del Potro

 

Del Potro se quedó con el primer set en 46 minutos. Para ponerse en ventaja 6-4, le quebró el servicio al germano en su segundo game de saque y se adelantó 2-1. Cuando estaban 3-1 y 40-40, Zverev pidió la ayuda de un trainer por un dolor justo debajo de la rodilla izquierda, molestia que se subsanó con un fuerte vendaje en la zona. Luego de desaprovechar un primer set point en el 5-3, la Torre de Tandil lo resolvió dos juegos después, en donde quedó en evidencia toda la bronca de su rival, que tiró la raqueta contra el piso.

 

En el segundo set, el argentino quebró en dos oportunidades: para colocarse 2-1 y luego, 5-2. Zverev nunca pudo encontrarle la vuelta al partido y se mostró cada vez más errático. Más que jugar esta semifinal, la sufrió: destrozó su raqueta cuando padeció el primer quiebre del último parcial y se enfureció por un over rule del árbitro, hasta terminar perdiendo aquel game. Ya cuando se sentía definitivamente derrotado, el alemán se quitó el vendaje ante un supuesto recrudecimiento de dolor en su rodilla y facilitó el triunfo de Del Potro en una hora y 31 minutos. Más allá de su enorme calidad, es evidente que Zverev debe seguir con su maduración dentro de una cancha, debido a su baja tolerancia a la frustración.

 

Una vez más, con la victoria consumada, Del Potro lanzó ese rugido de león para festejar el momento, ante la mirada de su compatriota Diego Schwartzman, que siguió el partido desde un palco. Al tandilense le queda un solo paso para consagrarse en un ATP 500 donde siente el calor del público latino. Ahora quiere culminar su obra para apuntarle cada vez más seguro al Top 5 del ranking mundial.

 

fuente lanacion

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS