La emotiva y desconocida historia del festejo de Cristian Pavón

Deportes
Lectura

En mayo del 2014, Boca venció 2 a 0 a River en la Bombonera. Esa noche, el primer gol lo hizo Cristian Pavón, quien salió festejando contra los palcos simulando manejar

un auto. Y no era casual: ese grito, apuesta de por medio, le daba la chance de manejar un vehículo de alta gama de su representante.

Pero ante Newell's, después de hacer un gol en el mismo arco, el delantero celebró yendo a buscar a otra persona para el mismo sector. Esta vez no había autos en su cabeza. Tampoco esta su representante. Pero sí una historia que muy pocos conocen y que hizo emocionar a los pocos que estaban enterados.

Pavón se paró frente al banco y señaló a la zona de palcos (Marcelo Carroll).

Pavón se paró frente al banco y señaló a la zona de palcos (Marcelo Carroll).

El hombre que estaba ubicado en un palco, arriba del banco local, y al que Pavón buscó y señaló tras su gol es Walter, su papá. "El gol se lo dediqué a mi viejo, que me vino a ver. Nunca viene pero llegó esta semana de Córdoba para quedarse unos días conmigo. Así que por suerte pude convertir y dedicárselo a él", contó el delantero.

Pavón junto a su papá y a su representante (Nicolás Hidalgo) cuando Kichán renovó su contrato hasta 2020.

Pavón junto a su papá y a su representante (Nicolás Hidalgo) cuando Kichán renovó su contrato hasta 2020.

Lo especial de la historia es que en los últimos años la familia Pavón sufrió bastante. El chico de Anisacate fue criticado en buena parte del 2016 cuando tuvo una merma importante en su rendimiento, pero mucho tiempo después se conoció el motivo: un problema cardíaco de su papá, quien terminó confesando la historia.

"Él no le dijo nada a nadie y me acompañó hasta que me repuse, igual que el resto de la familia. Elegí contarlo porque pocas veces se sabe lo que debe pasar un jugador para cumplir su sueño. Soportó las críticas y no dijo nada", reconoció Walter en una nota en el diario La Voz del Interior.

Tanto el papá como la familia de Pavón son muy cercanos. Y ahora,además, Kichán tiene en el plantel a Bebelo Reynoso, un viejo amigo con el que se conoció en las Inferiores de Talleres. Las familias de ambos son también cercanas y eso lo revitalizó. Walter, pese a la distancia, muchas veces salió a levantar la voz para contar lo que vivieron en tiempos en los que a Pavón se lo criticaba duro.

En 2015, cuando Pavón jugó el Mundial Sub 20 en Nueva Zelanda, la familia más numerosa que acompañó al juvenil fue la de Kichán. Y en La Boca saben que Walter, además, es un hombre clave en cualquier negociación con la dirigencia. El último domingo no necesitó sentarse a discutir con nadie. Le alcanzó con recibir un mimo de su hijo para irse feliz.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS