Las dos víctimas fatales de la ya tradicional “misa”, habían consumido drogas y alcohol, según la autopsia que les fuera practicada. La esposa de uno de ellos había declarado a los medios: "Era una salida familiar y terminé con mi marido muerto”. Aguante la familia ricotera. Una sociedad al borde del abismo. Por Daniel Romero

Cargando...