Con una mochila, una carpeta repleta de stencils, un balde de pegamento, aerosoles y un rollo de carteles abajo del brazo, llegó el Tano Verón a la esquina de Uriarte y Guatemala a encontrarse con Infobae. Verón empezó en 2015 a dejar sus mensajes en las paredes, afiches con estética cumbiera y letras grandes, que aparecieron primero en el barrio de Palermo y que hoy se reconocen con un golpe de vista en cualquier parte de la Ciudad.