Emmanuel García llegó a comerciar hasta un millón de dólares mensuales en el mercado de la criptomoneda desde un departamento en Barrio Norte con jugosas comisiones y clientes en todo el mundo. El juez Adrián González Charvay ordenó detenerlo por manejar las finanzas de los traficantes detrás de envíos por casi tres toneladas de cocaína. Por Federico Fahsbender