Muerte en Marambio: buscan reabrir la investigación

Informacion General
Lectura

Gustavo Daniel Capuccino, cabo primero de la Fuerza Aérea Argentina, destinado en la base antártica vicecomodoro Marambio, murió en la mañana del 8 de junio de 2016 aplastado por un portón de media tonelada de peso. Por Edgardo Aguilera

 

 

 "El hecho se produjo cuando operaba el portón del hangar de la sección de Transporte, y el mismo se precipitó causándole heridas fatales", informó la Fuerza Aérea en un comunicado fechado ése mismo día. 

 

La institución encuadró el fallecimiento en hechos ocurridos en "Actos del Servicio" según se lee en la Resolución N°2917-979-APN-EMGAFAA del Jefe del Estado Mayor que firmó el brigadier general Enrique Amreim, titular de la Fuerza Aérea. 

 

A dos años de aquel suceso lamentable este diario accedió a documentos oficiales que alertaban ya desde 2011 sobre el estado del portón y señalaban aspectos que ponían en riesgo al personal que lo operaba. Esta prueba documental no se habría acompañado en la causa caratulada "Muerte dudosa que se abrió en 2016 en el juzgado federal de Tierra del Fuego, a cargo del magistrado Federico Calvete. 

 

El expediente se archivó el 6 de diciembre de 2012 y se sabe que los deudos del cabo Capuccino están en vías de solicitar que la Justicia prosiga con la investigación. 

 

Los documentos oficiales son; el Informe Analítico Correspondiente a la Orden de Inspección N°01/11 Dirección de Asuntos Antárticos "Base Marambio" y el memorando N°01/D.PREVAC/2016 producido por el jefe de División Seguridad e Higiene en el Trabajo y Ambiental de la Dirección de Prevención de Accidentes de la Fuerza Aérea Argentina. 

 

La inspección a la base Marambio realizada en 2011 reveló fallas del portón y señalamientos de obsolescencia en su mecanismo de lo que no hubo noticias de renovación, corrección o atención, hasta la muerte del cabo Capuccino. En el Área Transporte (donde está ubicado el portón) el citado informe dice, Hallazgo N°11: "Se observó que el sistema de apertura del portón es obsoleto y de apertura lenta" y la Recomendación del inspector dice; "Prever la adquisición de un portón con un sistema que garantice la apertura ágil y segura". No se cumplió, el vetusto portón continuó operándose desde 2011 hasta 2016 en ésas condiciones a pesar del riesgo advertido en aquella inspección. La muerte "podría haberse evitado", señalan los familiares del uniformado, "si la superioridad hubiese cumplido con el mandato y recomendaciones que se fijó en esa inspección y en las subsiguientes". 

 

La Dirección de Prevención de Accidentes de la Fuerza Aérea envió un oficial que hizo una visita de auditoría a Marambio a posteriori del deceso del cabo Capuccino para constatar novedades atinentes a la seguridad en el trabajo de la base. El contenido del memorando N°01/D.PREVAC/2016 fechado el 30 de junio de 2016 muestra aspectos escalofriantes. Nada se había hecho en el área de prevención de accidentes laborales durante años aun cuando se habían identificado potenciales riesgos. En el punto 2°, cita que "se mantienen la mayoría de las novedades detectadas en la Inspección de prevención de accidentes del año 2010", en el 3° dice "las mismas se mantuvieron en la Inspección realizada en Noviembre de 2011", 4° se observa un deterioro general del edificio de la Sección Transporte, también riesgos potenciales como ser, a) tanques de gas de 45 kg cerca de calefactores portátiles eléctricos, 5° se detectó que la planta expendedora de GOA (gas oil antártico) está instalada de forma casera y fuera de norma, por lo cual se producen derrames, 6° Portón de la Sección Transporte (n.r. el que causó la muerte de Capuccino), la construcción del protón es "casera" y por lo tanto fuera de toda norma, a) no contaba al momento del accidente con un contrapeso para hacer más fácil la apertura, tampoco con algún tipo de dispositivo de seguridad, traba o corte de energía ante una mala operación, mal funcionamiento o rotura, 7°: "Esto hubiera evitado este accidente. Cabe destacar que al no tener un sistema que impida su caída repentina y violenta, dicho portón no puede estar en funcionamiento y se lo debería poner fuera de servicio". 

 

La reacción del alto mando aéreo llegó tarde. El fatídico portón sigue activo pero se sabe que se cambió la botonera de mando por una que tiene el sistema de "hombre muerto", la que garantiza que el operador del portón esté continuamente apretando el botón de bajada o subida, y al soltarlo se apaga de manera automática, además de trabas mecánicas que soportan el peso al detenerse su recorrido.

 

fuente ambitofinanciero

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.