La pasión por el fútbol hace caer a homicidas

Inseguridad
Lectura

Varios criminales fueron atrapados como en El secreto de sus ojos

En la película El secreto de sus ojos, la pareja de investigadores judiciales formada por Ricardo Darín y Guillermo Francella no podía dar con un escurridizo personaje hasta que apareció la idea de buscarlo en el único lugar que no abandonaría: una cancha de fútbol. En la ficción, un violador y asesino es atrapado en el estadio de Racing. Y en la realidad también caen peligrosos delincuentes por su necesidad de gritar un gol. En septiembre del año pasado, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, implementó el programa Tribuna Segura, y desde entonces fueron atrapados 116 fugitivos.

Tres de esos sospechosos capturados a metros de las canchas de fútbol eran reclamados por la Justicia por casos de homicidio.

El sistema se sustenta en la identificación de todos los asistentes en algunos partidos de cada fecha. Se realiza mediante el uso de teléfonos celulares con acceso al Registro Nacional de las Personas. Con sólo ingresar el número de DNI, el agente visualiza en la pantalla la ficha de cada persona, incluyendo la imagen como forma de verificar rápidamente la identidad.

Para los sospechosos resulta difícil evadir ese control, ya que se realiza inmediatamente después de pasar un primer cordón de policías. Y si la pasión por el fútbol puede llevar a la cárcel a sospechosos de toda clase de crímenes, el paso del tiempo ya no juega a favor de los prófugos.

Es que se dio la directiva a las fuerzas de seguridad federales de poner especial atención en viejos casos. Con la creación, el año pasado, del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (Cufre) se logró atrapar hasta mediados del mes pasado a 4038 fugitivos.

Entre esos prófugos que terminaron finalmente en prisión figuran 349 imputados por homicidios. Y fueron capturados 203 violadores que durante bastante tiempo pudieron eludir a la Justicia.

Una de esas investigaciones fue desarrollada por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), cuyos agentes arrestaron en junio pasado a un asesino condenado a 22 años de prisión que en 2013 se había fugado durante una salida transitoria. El capturado, identificado como José María Meller, había intentado pasar inadvertido al ser empleado como peón rural en un establecimiento agropecuario de la localidad bonaerense de Guaminí.

fuente lanacion

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.