Buenos Aires con el m2 más barato que Río y más caro que Sao Paulo

Real Estate
Lectura

El PBI de América Latina y Caribe estuvo en retroceso, pero los valores en dólares de los inmuebles en las principales ciudades siguieron en ascenso. 

 

 

La recesión no fue óbice para que el m2 sudamericano subiera por encima del valor agregado de la producción y nuevos ricos ingresaran en el ránking de Forbes. Comprar una vivienda en Buenos Aires cuesta más que en San Pablo, México DF y Lima, pero 28% menos que en Río, 15% debajo de Santiago de Chile y apenas 4% que Montevideo. El boom de créditos hipotecarios indexados a largo plazo activaron el mercado inmobiliario argentino, que se prepara para un 2018 más dinámico en construcciones que irá reforzando la oferta. Así y todo, las principales ciudades del país podrían continuar con su cotización en ascenso, ya que un triunfo electoral de Cambiemos el domingo podría incidir positivamente en una baja de la inflación y con ella una activación de los créditos con cláusula UVA.

 

En el marco de un proceso de ajuste de las economías latinoamericanas en los 2 últimos años, inclusive con caída en 2016 del PBI promedio del 1,1% no recuperada en 2017, de acuerdo con el reporte de CEPAL, los precios del metro cuadrado de los inmuebles de sus grandes ciudades, medidos en dólares, se valorizaron 4,7%.

 

Surge del Relevamiento Inmobiliario de América Latina efectuado en 15 ciudades de 10 países de América Latina y Caribe por el Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, junto con Navent (Zonaprop), que Río de Janeiro es la más cara, a US$ 3.961 el m2, y Buenos Aires quedó 4ta, con US$ 2.842 por m2, con lo que para aspirar a desbancar a la gran capital carioca la cotización de la unidad de superficie tendría que trepar 28% en moneda dura.

 

Registrarme a las Alertas de Urgente24.

 

REGISTRARME

En todo caso, se encontraría mucho más a tiro desplazar del 3er puesto a Montevideo (US$ 2.933 el m2), la inmediata superior, sólo descontándole 4%. Más inaccesible en el corto plazo estaría Santiago de Chile (US$ 3.352 el m2), que marcha 2da, a 15% de distancia en dólares.  

 

Por menos de US$200 el m2 de diferencia con Buenos Aires, San Pablo, con US$2.645 el  m2, figura 5ta; detrás vienen el Distrito Federal de México, con US$2.315; y caso pegadas Lima, con 1.949, y Ciudad de Panamá, con 1.947.

 

Recién después de la capital panameña se ubican dos ciudades argentinas: Rosario, con unos US$1.828 promedio para el m2 y Córdoba, con US$1.741. Y el escalón inferior siguiente lo ocupan la mexicana Monterrey, con US$1.529 el m2; Bogotá, con 1.432; Quito, con 1.379; y Guadalajara, con US$1.135.

 

Buenos Aires, Rosario y Córdoba se destacaron por estar entre las que más subieron sus precios entre marzo y septiembre de este año, junto a México DF. El precio promedio del metro cuadrado construido en Caracas, la capital venezolana, fue relevado en unos US$512, aunque existen fuertes fluctuaciones por la inestabilidad económica de ese país, por lo que el valor no fue tenido en cuenta para trazar el promedio de América Latina.

 

Así mientras en México DF el m2 de inmuebles aumentó 22,2% en dólares y 11,2% en moneda local real, en Rosario el alza fue de 13,4% en la divisa norteamericana y de 14,6% en pesos, ajustados por inflación. En Córdoba subieron 12,9% en dólares y 14% en pesos y en Buenos Aires, 6,9% y 8%, respectivamente, entre marzo y septiembre de este año.

 

En promedio, el m2 se valorizó en la región 4,7% en dólares y 2,1% en monedas locales reales. Entre las ciudades más baratas para adquirir un inmueble en dólares se destaca sobre todo Caracas (Venezuela), con u$s 512 el m2; Guadalajara (México), con u$s 1135 y Quito (Ecuador), con u$s 1379.

 

El estudio se realizó a partir de los precios pedidos en sitios web de avisos clasificados de inmuebles (en el caso local, ZonaProp), no en función de los efectivamente pagados. Es el primer estudio que realiza el CIF de este tipo, con lo cual aún no hay datos históricos homogéneos comparativos.

 

Se tomaron valores de barrios representativos en las diferentes ciudades, comparables a los porteños de Barrio Norte, Belgrano, Caballito y Recoleta.

 

Subió el precio real en dólares

 

Según el informe de Properati, los valores del m2 promedio en la Capital Federal aumentaron un 12% en un año. Si bien desde el sector no se atreven a arrojar números para 2018, todo indica a que los precios de las propiedades irán en aumento.

 

Es que, en Argentina, el mercado inmobiliario venía planchado, 1ro por el cepo cambiario y después por la devaluación e inflación que le siguió, pero el blanqueo de capitales de principio de año y la llegada de los créditos hipotecarios sostuvieron una demanda de viviendas que hizo que los precios de los inmuebles porteños aumentaran en dólares por encima del nivel de los precios domésticos.

 

En condiciones normales, los altos precios enfrían a la demanda, pero el auge crediticio los situó, en realidad, por encima de lo que deberían haber estado.

 

De ahí la ubicación argentina en el ránking de las ciudades más caras. Pero como la gente está ávida por comprar, sobre todo cuando lo hace para una vivienda propia, los precios no aflojan.

 

Por ello, pensar en contraofertar en 2018 será difícil, ya que prevén que el mercado convalidará los precios pedidos por los propietarios.

 

La cantidad de las escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires registró en agosto un crecimiento interanual del 42,3 % situándose como el mejor 8vo mes de los últimos 10 años.

 

Ahora ante un escenario preelectoral, desde el sector aseguran que un posible triunfo de Cambiemos generará un verdadero despegue en 2018 y hasta se atreven a estimar que habrá "récord de operaciones".

 

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) , destacó: "Estimamos que el año que viene vamos a superar ampliamente los números de 2017 y hasta me atrevería a decir que podrá ser un año récord".

 

Es que, para el especialista, de ganar las elecciones Cambiemos se afianza el gobierno de Mauricio Macri, por lo que estima que los valores de la inflación descenderán sobre todo el año que viene.

 

Hasta ahora, el aumento ha sido muy notable en moneda local, ajustada por inflación. Las personas, por una cuestión sociológica, cotizan las propiedades en dólares, en vez de pesos ajustados por inflación, de modo que la suba fue 10% por encima del Índice de Precios al Consumidor.

 

En condiciones normales, la demanda se retrae o los compradores tratan de negociar mejor, pero no es el caso. Los bancos cuentan con dinero para otorgar préstamos hipotecarios por 18 meses más, según el Banco Central.

 

Así que, por una cuestión cultural, esos valores se seguirán convalidando mientras haya créditos. Subieron mucho los terrenos baldíos y muchas obras frenadas se reactivaron, se reactivó la construcción.

 

Desde el sector de bienes raíces apuestan al crecimiento de ciertas zonas de la Capital, impulsadas por el Gobierno. Es el caso de Retiro y el Bajo porteño en donde se prevén importantes obras -la autopista ribereña- que revalorizarán la zona.

 

Los desarrolladores hoy ponen el ojo ahí.

 

Hoy es más caro comprar que alquilar, a diferencia de los que sucedía en otras décadas. Los que compran lo hacen por un tema cultural y de protección familiar, de tener su vivienda propia.

 

La vivienda están muy caras en el mundo por un tema de tasas. Conviene alquilar porque es más barato en términos históricos e invertir en bonos por ejemplo.

 

La compra de inmuebles como inversión para alquilar se frenó, Más si se tiene en cuenta que se está tratando una ley que protege más a inquilinos y daña a los propietarios. De aprobarse, la inversión en inmuebles ya no sería segura.

 

fuente urgente24