Proponen eliminar la comisión inmobiliaria a los inquilinos

Real Estate
Lectura

El propietario deberá afrontar el costo, según el proyecto enviado a la Legislatura por el gobierno porteño; la oposición apoyaría

 

Alquilar en la ciudad hace tiempo que se tornó una tarea difícil para muchos. Comisiones, garantías y diferentes requisitos se encuentran entre las principales quejas de los inquilinos. Para intentar comenzar a cambiar esas cuestiones, el Ejecutivo porteño envió ayer a la Legislatura un proyecto con una serie de modificaciones a la ley de alquileres en lo que, según explicaron fuentes al tanto de la iniciativa, será el primer paso para que entre fin de año y comienzo del próximo mande un nuevo proyecto de ley integral.

Entre los cambios que presentaron ayer el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; el vicejefe, Diego Santilli, y el presidente del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC), Juan Ignacio Maquieyra, se encuentra que las comisiones y los gastos del contrato de alquiler corran por cuenta del propietario, Además se le impuso un tope a la operación, que será del 4,15% del valor del contrato, cuyo monto total promedio en la ciudad, hoy, ronda los $ 190.000. Ese porcentaje de tope para comisión y gastos sería de $ 7800, aproximadamente.

"Entre las comisiones, los adelantos que se piden, el costo de la mudanza, puede llegar a 5 o 6 meses de alquiler que hay que ponerlo por adelantado. Eso les hace imposible a muchas familias acceder a un alquiler", sostuvo Rodríguez Larreta, por lo que uno de los cambios será "que la comisión la pague el dueño, para así compartir el costo".

"El proyecto toma puntos del que prepararon en conjunto la Defensoría del Pueblo, el Ministerio Público de la Defensa, Inquilinos Agrupados y otras organizaciones, a las que vamos a convocar, junto a la Cámara Inmobiliaria, entre otros actores, para consensuar una reforma integral y efectiva", dijo Maquieyra, que además afirmó que van "a trabajar desde el IVC y con la Defensoría del Pueblo para abrir una línea de asesoría legal gratuita y constante para cualquier problema que tengan".

En busca de consenso

El documento que utilizó el IVC para presentar está modificación -admiten tanto en el Ejecutivo como en sectores empresariales y dentro de los mismos organismos que lo redactaron- "es muy radical", y algunos puntos tienen que lograr consenso para poder salir. Uno es, por ejemplo, que los empleados municipales queden exentos de presentar una garantía, ya que su recibo de sueldo oficiaría como tal.

"La idea siempre es que se cuide al inquilino, pero que también el propietario tenga un incentivo para querer alquilar el inmueble", explicaron fuentes gubernamentales, que remarcaron que hoy hay más de 100.000 viviendas ociosas.

En el sector inmobiliario vieron con bueno ojos, sobre todo, la iniciativa de convocar a todas las partes para trabajar un proyecto consensuado.

"Más allá de las discusiones sobre si es bueno o malo el proyecto, lo importante es que la Ciudad va a hacer un convocatoria, que nos puede permitir a todas las partes armar algo consensuado, como pasó con la ley nacional hace dos meses", sostuvo el presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias, Alejandro Bennazar.

Las historias sobre problemas a la hora de alquilar propiedades son moneda corriente. Casi todas incluyen quejas por el alto costo que tiene el primer ingreso. "Tomé la decisión de irme a vivir solo y para ingresar a un departamento chiquito, un monoambiente de 32 metros cuadrados, entre adelanto, depósito y comisión me pedían casi $ 32.000", afirmó Nicolás Lauria, de 26 años, y licenciado en Relaciones Públicas.

Algo similar le sucedió a Diego Martínez, abogado de 33 años, que por disconformidad con el dueño al que le alquilaba decidió irse a un nuevo inmueble. "Se hace muy difícil y las inmobiliarias, a las que uno recurre por mayor seguridad, muchas veces no ofrecen la posibilidad de pagar en cuotas los gastos de ingresos", explicó.

Una situación similar vivió Marina Villanustre, de 36 años, al tener algunos encontronazos con la administración de su edificio. Sin embargo, como ya se encontraba al final de su primer contrato, la inmobiliaria le permitió pagar con los alquileres el costo de la renovación. "Eso hizo que se inclinará la balanza por el factor económico", contó.

El proyecto, según adelantaron fuentes del interbloque de Vamos Juntos, no presentará ningún rechazo en los diferentes sectores de la oposición, por lo que su aprobación se espera que será después de las elecciones.

Al enviarlo durante el receso legislativo, recién a principios de agosto podrá tratarse en las comisiones de Vivienda y Presupuesto, ambas presididas por legisladores de Pro.

fuente lanacion