Los bancos comienzan a aplicar el 15% de descuento en las cuotas de los hipotecarios

Real Estate
Lectura

 

Los bancos comienzan a aplicar el 15% de descuento en las cuotas de los hipotecarios

Los porteños y los bonaerenses pagarán un 15% menos en las cuotas de los créditos hipotecarios. Foto: Silvana Boemo.

El primer banco en aplicar el descuento fue el Santander Río. A través de un comunicado, la entidad anunció la rebaja de 2 puntos porcentuales en la tasa de los créditos hipotecarios UVAs destinados a vivienda única, familiar y de ocupación permanente, adecuando los préstamos a la reducción de la alícuota del impuesto a los ingresos brutos aprobadas en la provincia de Buenos Aires y la Ciudad.

A partir de esta rebaja, la tasa nominal anual de los créditos hipotecarios UVAs de Santander Río se reduce a 4,95%. Esto implica que por cada millón de pesos otorgado en crédito (a un plazo de 20 años), la cuota pura pasa a ser ahora de $ 6.500, dado que se reduce en $ 1.200, equivalente a un 15% del valor de la cuota anterior.

Enrique Cristofani, presidente de Santander Río, señaló que “la decisión de los legisladores y gobiernos de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires facilita el acceso a la vivienda por parte de la población. Por nuestra parte, cumplimos con el compromiso asumido de trasladar esa reducción impositiva a una menor cuota para nuestros clientes”. Y agregó: “Esperamos que en el futuro otras provincias repliquen esta iniciativa que nos permita continuar bajando la tasa de los créditos hipotecarios en más distritos”.

Por cada millón de pesos otorgado en crédito (a un plazo de 20 años), la cuota pura pasa a ser ahora de $ 6.500, dado que se reduce en $ 1.200, equivalente a un 15% del valor de la cuota anterior.

Desde el lanzamiento de su línea de créditos hipotecarios UVAs para compra de vivienda, Santander Río ha aprobado más de 13.500 solicitudes, por un monto total de $ 14.000 millones. Y ha liquidado efectivamente más de 1.350 créditos, por un monto total de $ 1.780 millones. 

El objetivo primordial de la normativa que comenzó a aplicar el Santander Río y se deberá extender a todos los bancos públicos y privados es el de “disminuir el déficit habitacional estructural, promover el crecimiento económico y el empleo a través de la inversión en viviendas y asimismo fomentar el desarrollo con equidad social a través de la expansión del crédito hipotecario", según explicaban los fundamentos del proyecto aprobado en la Legislatura porteña.

El año pasado, la Ciudad recaudó por este ítem unos $ 350 millones. Cuando entre en vigencia la reducción impositiva, el Gobierno porteño percibiría $ 200 millones menos. Pero en el Ejecutivo aseguran que en realidad no habrá una caída porque la recaudación se compensará por la mayor cantidad de créditos que se otorgarán, por los mayores ingresos que tendrán por el impuesto de Sellos que se paga en la compraventa de viviendas, y más adelante por el impulso a la construcción. En este sentido, citan el acuerdo anunciado por la Nación para construir 100.000 viviendas y el relanzamiento del plan Procrear.

El propio Mauricio Macri les había pedido públicamente a todos los gobernadores que intentaran bajar la carga impositiva que pesa sobre los créditos hipotecarios.