La Cámpora, aquél rejuntado de jóvenes con el cerebro tan lavado como para reconocer el liderazgo de Máximo Kirchner y ofrecerse como "pibes para la liberación" ladrona e imaginaria que constituyó el verdadero objetivo político de los pingüinos, debe sentirse como la rana que, mientras transporta al escorpión a través del río, es picada por éste.por Enrique G. Avogadro

Voy a decirlo claro: la utilización política de la desaparición de Santiago Maldonado anuncia, mal que nos pese como sociedad, una inevitable tragedia.por Enrique G. Avogadro-Especial Total News-

Léase como se quiera, el domingo pasado Esteban Bullrich y Gladys González, de Cambiemos, casi dos desconocidos, dos "cuatro de copas" en la política de la Provincia de Buenos Aires le ganaron nada menos que al mayor cuco de la Argentina...Por Enrique G. Avogadro

Más allá de insistir en mi ruego de difusión de la convocatoria del #3A en Tribunales, las novedades ameritan algunas especulaciones, sobre todo en la Argentina.

Más allá de la presencia de los violentos grupos anarquistas en cada ocasión en que se reúnen los líderes mundiales en algún lugar del planeta, nuestro subcontinente está asistiendo, y mirándolo por televisión, a la puesta en marcha de las políticas recomendadas por el Foro de San Pablo, para subvertir todas las instituciones nacionales y llevar a nuestros países a transformarse en los paraísos imaginados por la izquierda universal. Por Enrique G. Avogadro

Debo pedirle disculpas porque, el sábado pasado, atribuí la bastarda comparación de los asesinatos de Nicolás Maduro con el desalojo judicial de Pepsi Co. a Jorge Taiana, el terrorista montonero...por Enrique G. Avogadro

Una vez más, la Argentina, cuya economía se está recuperando a ojos vista, parece verse inmersa en una espiral de violencia que, sin duda alguna, tiene su origen en la más bastarda política; tal como sucedió en los 70'...Por Enrique G.Avogadro

El jueves por la tarde miles de ciudadanos nos manifestamos ante el Palacio de Justicia para reclamar a la Corte Suprema, al Consejo de la Magistratura y a los jueces que asumieran ya mismo los roles que la Constitución respectivamente les asigna y que dejen de ser cómplices y encubridores de la corrupción, cuando no socios de la misma.por Enrique G. Avogadro

Tenemos la obligación, frente a nosotros mismos y a nuestra posteridad, de tomar conciencia del crucial momento que nos toca vivir; de nuestra actitud y, sobre todo, de nuestra acción personal, depende el futuro, tanto de corto cuanto de largo plazo.por Enrique G. Avogadro-TNA-

Tal como se preveía, el innegable éxito alcanzado por Cambiemos en las primarias de las legislativas del próximo octubre produjo algunos efectos inmediatos.por Enrique G. Avogadro

El miércoles por la noche, ese maloliente aguantadero en que se ha convertido el Congreso por obra y gracia de los representantes que hemos elegido durante años, confirmó la validez de esa descalificación...Por Enrique G.Avogadro

Cuando el sábado Cristina Elizabet Fernández decidió postularse como candidata a senadora por la Provincia de Buenos Aires (al negarle la interna a Florencio Randazzo consiguió quitarse el “pre”) me pregunté qué la había movido a hacerlo.  Por Enrique G. Avogadro