"Es un cambio político, que incluso pedían los industriales", cuentan a La Nacion en el círculo cercano del ahora ex ministro de Producción, Francisco Cabrera. Su reemplazante en el cargo, Dante Sica, no es un desconocido para esta administración, sino un economista privado que apoyó los cambios que, hasta ahora, había impulsado el Gobierno en materia productiva.