El analista político consideró que la posición de Elisa Carrió en la coalición oficialista marcó una diferencia no menor. Sin embargo, planteó que “si el Gobierno se maneja con inteligencia, lo puede resolver en una semana”.