Los gremios quieren paritarias con piso del 20 por ciento y cláusula gatillo

Gremiales
Lectura

Dos gremios cerraron en estos días en esos números con reapertura si se escapa la inflación.

 

 

De 18 a 20%. En un pestañeo, en una proporción parecida al recálculo de la inflación que anunció el Gobierno, el planeta sindical recalibró sus estimaciones para las paritarias de 2018.

 

El calendario es irregular y no hay cifra única pero los anuncios económicos de Marcos Peña y el team económico del PRO, ​no solo rebotaron en la cotización del dólar: también tiraron para arribar las estimaciones paritarias.

 

Ocurrió en un contexto particular. Aerolíneas Argentinas firmó, ayer, con los Aeronavegantes que comanda Juan Pablo Brey, un acuerdo de 17% sobre el bruto que trepa, según el conteo que hacen en el gremio, hasta 28%.

 

Tiene, además, cláusula gatillo a pesar de la manifiesta intención del gobierno, explicitada por el ministro Jorge Triaca, de dejar de usar esa variable que se volvió costumbre en las negociaciones en los últimos años.

 

En simultáneo, la negociación entre La Bancaria y las entidades tuvo ayer un pico crítico: el gremio denunció que la oferta de 9% de aumento fue una provocación para Sergio Palazzo convoque a un paro para este viernes. "No quieren que haya bancos", le dijo a Clarín un dirigente de La Bancaria y vinculó esa intención con los anuncios y la remontada del dólar hasta 19,45 pesos.

 

Esta semana también cerró, en 20 puntos y revisión en noviembre, UTEDYC. Una pista de lo que se viene aunque la discusión pesada arranca en febrero cuando se apilen docentes, estatales y de gremios como Camioneros y UOCRA.

 

Este último negocia en estas horas un "bono" de fin de año y quizá, más adelante, pida reabrir la negociación porque la paritaria quedó por debajo de la inflación. Lo mismo ocurre con el sector ferroviario que empezó a negociar con Trenes Argentinos.

 

A grandes rasgos, los anuncios de ayer -en medio de una crisis en la CGT y con el horizonte del debate sobre la reforma laboral-, consolidan una tendencia que se venía gestando en la mayoría de los gremios y que choca con las pretensiones del gobierno.

 

# Techo. En Hacienda y en Trabajo apostaban a que, con una estimación de inflación del 12% para 2018, podían apostar a paritarias que ronden el 16%. Eso parece, a esta altura, inaceptable para cualquier gremio, incluso los estatales que suelen acceder a acuerdos más bajos. En las provincias ya hablan de subas del 15%. Juan Schiaretti, en Cördoba, primereó con un acuerdo de 11 puntos que incluye "pase a planta permanente" y va atada a una cláusula gatillo. Aparece otro elemento: la suba del transporte que arranca en enero (ver página 10).

 

# Gatillo. Triaca, en particular, aparece como el promotor de sacar esa herramienta de los acuerdos salarias del 2018 a pesar que en el sector privado, en general, no es automático como el que aplicó en la provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal con estatales y docentes. Los sindicatos, incluso los más dialoguistas, arguyen que luego de que las estimaciones de os últimos dos años fallaron, será difícil que acepten acuerdos sin el salvoconducto de la cláusula gatillo.

 

fuente clarin

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.