Internas en el Gobierno por la filtración de información confidencial

Economia
Lectura

Circularon datos estadísticos clave con horas de anticipación. Apuntan a cruces entre Todesca y Dujovne.

La filtración de un dato estadístico del INDEC generó un cimbronazo ayer en el organismo. Fue a raíz de la difusión del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), un dato que, por norma interna, debe darse a conocer a las 16 hs. Pero comenzó a circular por las redes sociales una hora y media antes.

Este estimador es de gran relevancia en particular para el mercado financiero, ya que marca el termómetro en la operatoria de los bonos soberanos y rige los precios de los títulos. Esto quiere decir que, contar con esa información con antelación podría haber generado privilegios en la operatoria en Bolsa para el dueño del dato secreto. En el ente que comanda Jorge Todesca iniciaron una investigación interna que arrojó un resultado: no hubo un empleado infiel del organismo de estadísticas. En el Gobierno atribuyen la filtración a una interna política. "Alguien se quiere cargar a Todesca, pero el presidente lo banca", afirman en los pasillos de la Casa Rosada.

La noche anterior a que se publique el EMAE, el equipo de cuentas nacionales del INDEC envía un dato preliminar del índice a unos cinco funcionarios de alto rango, de jefatura de Gabinete y del ministerio pertinente, en este caso la cartera de Hacienda. Por la mañana, ese dato "tendencia" se "pule" y el definitivo se envía a los mismos funcionarios pasado el mediodía. Ambos datos, la "tendencia" y el "definitivo" se filtraron por las redes sociales.

"Abrimos una investigación interna. Queda confirmado que no hubo un empleado infiel", explicaron a Clarín desde el INDEC. "La filtración daña la credibilidad y transparencia en la gestión del Instituto. Desde que asumió la nueva conducción estamos siguiendo a raja tabla las recomendaciones que nos hicieron organismos multilaterales de buenas practicas a nivel internacional", afirman en el organismo.

En el ente de estadísticas oficial aseguran tener mecanismos de control muy estrictos. Todos los empleados que trabajan en la elaboración de informes firman al entrar a trabajar al organismo una declaración jurada de confidencialidad sobre el manejo de la información aun no publicada. "Nadie puede revelar esa información. Hay un control informático muy exhaustivo sobre los empleados que acceden a las estadísticas, incluso se controla a los dispositivos móviles que acceden a las redes internas de wifi".

"El único damnificado con una filtración es Todesca, que tiene el estigma -desde que asumió- de poder lavar la imagen que tenía el INDEC en la era K", afirman en el Gobierno. "Sólo alguien que quiera perjudicarlo podría filtrar el dato", afirman.

En el Gobierno dirigen sus miradas a la interna entre Todesca y el Palacio de Hacienda. En el equipo que comanda Nicolás Dujovne le cuestionan la metodología que emplea a la hora de elaborar la medición de la pobreza, dato que se conocerá actualizado esta tarde. Y que ya se filtró también a los medios.

Todesca siempre fue prudente en sus aseveraciones a la prensa. Pero desde mayo, el tironeo con Dujovne quedó en evidencia. Fue cuando el ministro de Hacienda reveló que le pidieron al INDEC que revise la medición de la pobreza, que arrojó para el Gran Córdoba un índice de 40,5 por ciento. "Cuando vimos los números de Córdoba conversamos para revisar y ver algún sesgo. Las autoridades están revisando si hay un sesgo metodológico, pero desde ya no hay ninguna intencionalidad política", había indicado el funcionario. Todesca salió al cruce con un comunicado de prensa: "Acerca de las declaraciones del ministro Dujovne sobre la pobreza en Córdoba, el INDEC se ve en la obligación de aclarar que (...) no se observa que exista ninguna objeción metodológica sólida respecto de los resultados obtenidos. En consecuencia, no se está efectuando ninguna revisión de las cifras publicadas".

En el Palacio de Hacienda, por su parte, también manifestaron gran preocupación por la difusión precoz del EMAE. "Estamos investigando qué pasó", revelaron a Clarín.

"Fijar un calendario con un horario fijo para dar a conocer las estadísticas es una convención que todos los Institutos de Estadísticas tienen, es un código de buenas prácticas mundial. La mitad de los países eligen el horario de la tarde para que los medios digitales lo puedan publicar de inmediato y también para que los periodistas de gráfica puedan disponer del tiempo necesario para concretar sus análisis", dicen en el INDEC.

"Velamos por la igualdad informativa. Todos los usuarios tienen que tener la misma información al mismo tiempo", añaden. ¿Elevarán una denuncia a la justicia para que investigue el caso?, consultó Clarín al organismo. "La falta de ética no esta penada en la ley, lamentablemente", respondieron.

fuente clarin

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.