"El Gobierno va a privilegiar el crecimiento que es la base fundamental para atacar la pobreza, bajar el déficit fiscal y lograr un buen clima de negocios", explicaba una alta fuente de la Casa Rosada al tiempo que reconocía que "con una tasa de interés de casi el 30% se está afectando al crecimiento".