María Eugenia Vidal refuerza la ayuda social y posterga obra pública para unos meses que espera "muy duros"

Politica
Lectura

María Eugenia Vidal fue este lunes a una escuela de Morón por sorpresa, habló con los docentes y al final le pidieron una foto grupal. Uno de los maestros dijo que

no se quería sacar una foto con ella. Hace rato que no le pasaba.

"A ella no le importa. Va igual. Trata de ser la mejor alumna en eso de dar la cara y además sabe que el tema docente es especial por la cuestión política con los gremios. Pero toma nota... por supuesto", dice más tarde alguien de su entorno que la espera para almorzar en la Casa de la Provincia de la avenida Callao, en Capital.

¿Cómo le pegó el impacto de la crisis cambiaria a quien aparecía como la estrella más fulgurante de Cambiemos?

Hay una cuestión en los papeles y otra en la calle: los números dicen que bajó 10 puntos en las encuestas con respecto a diciembre pasado y --nadie en su entorno admite que es por eso, pero lo parece-- el ritmo de los timbreos en el conurbano perdió la fuerza inicial. "Igual el contacto con la gente sigue estando y es permanente, pero es cierto que hay más escepticismo no sólo con la política sino con la dirigencia en general, a todo nivel. Hay algo de descreimiento y decepción y la gente tiene menos ganas de escuchar lo que van a decirle...", reconocen cerca de la gobernadora.

En el almuerzo de este lunes -pechuga con verduras grilladas, ensalada de hojas verdes, tomate y palta, y un plato de frutas- la gobernadora pidió ultimar los detalles de un refuerzo a los planes sociales que va a anunciar en los próximos días.

Es para "asegurar el tema alimentario entre los más pobres, que es el sector donde más pega la inflación".

La gobernadora cree que los meses de este semestre "van a ser muy duros" y por eso ordenó suspender el comienzo de algunas obras que tenía planificadas para este año en la Provincia.

"El ahorro, que hay que hacerlo, no va a ir por lo social, eso seguro", es el mensaje que le bajó a su equipo. "El territorio de la Provincia es grande y está impactado por la crisis reciente. Nosotros tenemos que sostener a la clase baja y a la clase media en estos meses. Después de diciembre, las cosas van a mejorar", es lo que les dice, según contó un colaborador cercano.

El plan incluye los descuentos de hasta el 50% con tarjetas del Banco Provincia en supermercados --"como está sólido y es banco público, puede ir a pérdida en una medida como ésta de ayuda social"-- y un trabajo en conjunto con el Ministerio de la Producción nacional para facilitar las condiciones de trabajo de las PyMEs. "Si cae el consumo también se cae la recaudación", advierten cerca de Vidal.

Ella lo sabe, y por eso les dice a sus íntimos que siente que le corrieron el arco. "Teníamos un camino donde con una administración razonable, con crecimiento y sin locuras llegábamos al equilibrio fiscal en 2020. Ahora ese plazo se va a extender... pero sigue siendo el objetivo. Ese es el límite de la ayuda de la Provincia en esta crisis. Vamos a estar poniendo el hombro porque corresponde y porque sin Nación viable no hay Provincia ni Municipio viable. Pero el límite será no corrernos del plan que nos lleve al equilibrio fiscal", remarca Vidal a su equipo.

Es donde se para ante el reclamo de los gobernadores peronistas, que le exigen a las administraciones de Cambiemos en la Ciudad y la Provincia un esfuerzo mayor. ¿Ya está resuelto lo de hacerse cargo de los subsidios al transporte, o del traspaso de la empresa de agua AYSA? No lo parece.

"Los números están para discutir, porque todo depende de lo que tomes. ¿Es AYSA con su déficit operativo, o cuánto le cuesta cerrar con mantenimiento, o cuánto le cuesta cerrar con obra nueva? ¿Cuál de los números tomás para hacer las cuentas?", preguntó un vocero a la hora del postre, cuando Vidal cambió el plato de frutas por un té digestivo.

Vidal fue clara con su entorno: "El gobierno nacional tiene que ahorrar 300.000 millones de pesos y por ahí ya filtraron la cifra de que a nosotros nos tocan 50.000. A mí me parece mucho, y no siento que todavía hayamos llegado a la discusión principal, provincia por provincia y rubro por rubro. Esto va a empezar a tomar forma real en agosto", calculó.

La preocupación que va más allá del horizonte de diciembre es cuánto terminará pegando la crisis en las elecciones del año próximo. Ahí Vidal busca levantar el ánimo de su tropa: "No nos va a pegar electoralmente. Esa es una especulación equivocada de otros gobernadores que creen que la gente te vota por lo que hiciste en el último año. A nosotros nos van a medir por toda la gestión: por la infraestructura, la pelea contra las mafias, las reformas educativas o el apoyo social. Y eso no lo podés empezar en el último año".

Por si el optimismo falla, en su equipo tienen a mano el mapa con los 36 municipios -de los 135 que hay en toda la Provincia- donde se concentra el 80% de la población. No van a descuidar ninguno de esos colores.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.