Cambiemos pidió avanzar con el desafuero de Cristina Kirchner y Miguel Pichetto se enfureció

Politica
Lectura

El oficialismo reclamó abordar el tema en la primera reunión de la Asuntos Constitucionales. Respondieron los K y el rionegrino cruzó a todos.

 

El pedido de desafuero con prisión preventiva de Cristina Kirchner, efectuado por el juez Claudio Bonadio en la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA, generó fuertes chispazos en la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que se constituyó este miércoles y que tendrá entre sus integrantes a la propia ex presidenta, quien dejó su silla vacía.

Por un acuerdo entre el jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, la presidencia de la estratégica comisión quedó para Dalmacio Mera, legislador por Catamarca y primo de los Urtubey. El peronismo "dialoguista" no sólo capturó ese sitial, sino que además se apoderó de siete lugares, contra seis del oficialismo.

La polémica se desató cuando, en nombre del interbloque Cambiemos, el cordobés Ernesto Martínez pidió que en la próxima reunión se analicen los pedidos de desafuero que la comisión tiene pendientes, incluido el de Cristina, que tomó estado parlamentario el 7 de diciembre. Sin embargo, Pichetto intentó poner un freno y recordó que se venció el plazo de 60 días previsto en la Ley de Fueros para el tratamiento en comisión.

"Pedimos que la comisión analice los plazos que tiene para expedirse. Todos sabemos que el plazo fijado son 60 días, y que caso contrario los temas se envían directo al recinto", advirtió el rionegrino, que ya blanqueó su rechazo a avanzar con el desafuero porque, más allá de que existe el pedido de un juez, no hay sentencia firme en la causa.

El tono de la reunión subió cuando Marcelo Fuentes, jefe del bloque del Frente para la Victoria-PJ, salió en defensa de Cristina y cargó contra Bonadio y sectores del Poder Judicial. "No puede utilizarse a la Justicia como una herramienta de persecución. Se está construyendo un monstruo que los va a devorar a ustedes también", alertó.

El neuquino aclaró que su bancada está dispuesta a dar el debate en el recinto, pero denunció que "cuando los magistrados exceden las funciones que les corresponden y son herramientas de persecución política, no hay garantías no sólo para los políticos, sino para ningún ciudadano".

"Están todavía frescas las imágenes de los allanamientos de madrugada, en pijama, en pantuflas...", recordó Fuentes en alusión a la detención del ex vicepresidente Amado Boudou.

Sugerente, apuntó que Bonadio no avanzó sobre los legisladores que votaron el memorándum de entendimiento con Irán por la causa AMIA, como sí lo hizo con Cristina y otros ex funcionarios de su gestión.

"Para poder mostrar la intencionalidad política en el marco de una persecución que tenía por objeto el condicionante electoral, quiero recordar que quienes éramos partícipes necesarios de esa figura delictual somos los miembros de este Senado que votamos ese acuerdo y no fuimos procesados", indicó, y agregó con ironía: "Bonadio nos excusa a los senadores casi por debilidad mental. Dice que fuimos engañados por los malévolos funcionarios nacionales".

Ofuscado, Pichetto le salió al cruce. "A mí no me molesta para nada que se ejerza el derecho a defenderse y conozco la posición y la convicción de Fuentes. Lo que me molesta sobremanera es cuando no se cumplen las reglas, cuando se incurre en la estupidez de abrir un tema cuando esta reunión tenía como objetivo elegir a las autoridades".

El jefe del bloque Justicialista se comprometió a "analizar todos los temas a fondo", incluyendo "la responsabilidad de los senadores y diputados que votamos un acuerdo internacional".

"No tengo ningún miedo a dar ese debate y analizar la responsabilidad del Congreso y la de los funcionarios del Poder Ejecutivo que intervinieron, y también el desafuero. No le vamos a rehuir a este debate. Pero hoy lo que vemos es que se trata de aprovechar alguna coyuntura para tener un título en el diario", lanzó.

Desde el oficialismo, Ángel Rozas y Luis Naidenoff insistieron en avanzar con el tema. "Hay obviedades que no se pueden negar desde el punto de vista político. Desde que entró el pedido de desafuero, más allá del interés del periodismo, la sociedad se pregunta qué vamos a hacer. No podemos mirar para el costado", dijo el chaqueño.

Finalmente, Mera precisó que para la próxima reunión elevará un informe sobre el estado del pedido de Bonadio. Si Cambiemos decide llevarlo al recinto, necesitará dos tercios de los votos para aprobarlo, algo imposible sin el apoyo del peronismo liderado por Pichetto.

La vicepresidencia de Asuntos Constitucionales quedó para la macrista cordobesa Laura Rodríguez Machado. Los integrantes restantes son, por Cambiemos, Luis Naidenoff, Ángel Rozas, Ernesto Martínez, Inés Brizuela y Doria, y Pedro Braillard Poccard; y por Argentina Federal, Pedro Guastavino, Sigrid Kunath, Rodolfo Urtubey, Rubén Uñac, Guillermo Snopek y Mario Pais.

Fuentes y la propia Cristina son los representantes del Frente para la Victoria-PJ, y el listado se completa con el puntano Adolfo Rodríguez Saá, el salteño Juan Carlos Romero, el catamarqueño Oscar Castillo y la misionera Magdalena Solari, todos de bloques distintos anclados en sus provincias.

 

fuente clarín

autor Carolina Ramos

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.