Si tenés más de dos años es probable que pienses que te lavás bien los dientes. Movés el cepillo de un lado al otro, con una buena cantidad de pasta y te hacés buches hasta quedar sin espuma. Para muchos odontólogos, esto no es suficiente. Pero a no desesperar, los consejos no son nada del otro mundo y los podés aplicar ya mismo.