Reforzarán los controles de notebooks y tablets en los vuelos a los Estados Unidos

Tech & más
Lectura

El miércoles pasado el secretario del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Kelly, señaló que reforzaría la seguridad de los aeropuertos e implementaría medidas -visibles e invisibles, según sus palabras- para proteger las fronteras. Entre ellas, habrá controles más rigurosos de notebooks y tablets en 280 aeropuertos (incluyendo el de Ezeiza).

El funcionario precisó que para que un vuelo pueda aterrizar en los Estados Unidos deberá haber partido de un aeropuerto que haya implementado esas medidas adicionales de seguridad. Sin esa certificación, se podría vetar su entrada al país. Es una exigencia del gobierno de los Estados Unidos a las aerolíneas: no hay pedido de un gobierno a otro, y se extiende a todos los países. Por eso, no se trata de una cuestión de la que deba ocuparse un aeropuerto, como confirman en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), sino que queda a cargo de cada aerolínea que vuele hacia los Estados Unidos.

¿Cuáles son esas medidas? Aunque todavía las aerolíneas están esperando la reglamentación precisa, ya saben que implica sumar protocolos para la revisión de los pasajeros y sus equipajes, sobre todo de los dispositivos electrónicos que tengan un tamaño mayor al de un celular. Esto alcanza a tablets y computadoras portátiles. Sin embargo, no se habla de impedir su uso a bordo del avión, salvo que alguien se niegue a que sean revisadas.

¿Cómo será esa revisión adicional? Con perros, con análisis previos sistemáticos y con una mayor seguridad alrededor de los aviones y las zonas de abordaje en los aeropuertos. Y con un escáner ETD (Explosive Trace Detection, por sus siglas en inglés), que permite buscar trazas de material explosivo en la piel o la ropa, a partir del uso de un apósito -similar a un cuadradito de tela- para tomar la muestra. No es un escáner de cuerpo entero. Es un pequeño laboratorio especializado en detectar, en una persona o en un objeto -una computadora o un bolso-, rastros de drogas, o de los materiales usados para construir explosivos.

En Ezeiza, la PSA dispone de dos y los usa en ocasiones especiales como cuando se tiene algún indicio que un pasajero podría estar transportando algo ilegal oculto en su cuerpo.

Pero no son estos los que se usarán ahora. Tener un escáner y saber usarlo correrá por cuenta de cada aerolínea, no del aeropuerto. De hecho, implica invertir dinero tanto en el equipo ETD -que algunas aerolíneas ya tienen en el país-como en el material descartable que se usa para cada análisis y que es importado, y en el mantenimiento del equipo, según advierte el director de Seguridad de la Aviación de la PSA, Oscar Rubió.

Cada aerolínea deberá tener al menos uno, con el que revisar los dispositivos electrónicos -para determinar que no cargan un explosivo en su interior- y la ropa o equipaje de los pasajeros sobre los que tenga alguna duda. Su uso no debería implicar demoras a la hora de abordar.

El anuncio llega después de otras medidas que implementó el gobierno de Trump. En marzo pasado, prohibió el uso de computadoras portátiles en vuelos hacia los Estados Unidos que partieran de diez aeropuertos (Egipto, Turquía, Kuwait, Qatar, Marruecos, Jordania, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos), una medida que también acompañó Reino Unido. Obligaba a despacharlas. En mayo pasado, hubo discusiones para implementar un operativo similar para vuelos que despegaran de Europa. Finalmente, no sucedió.

La nueva medida afecta, según el propio Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos, a 105 países, que envían desde 280 aeropuertos (incluyendo al de Ezeiza) unos 2100 vuelos y 325.000 pasajeros por día a territorio estadounidense.

fuente lanacion

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.