Kim Jong-Un, presidente de Corea del Norte, asegura que tiene un "botón nuclear" en su despacho

Asia
Lectura

Además, adelantó que podría enviar una delegación a Corea del Sur para los Juegos Olímpicos de Invierno.

 

 

 

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, aseguró que tiene un "botón nuclear" al alcance de la mano en un desafiante mensaje de Año Nuevo, pronunciado tras meses de tensiones en torno al programa armamentístico norcoreano.

 

"El botón nuclear siempre está en mi mesa. No es chantaje, sino la realidad", declaró Kim, reiterando así que Corea del Norte es un Estado nuclear.

 

 

Además, sostuvo que el país debe acelerar la producción de ese tipo de armamento.

 

"Debemos producir masivamente cabezas nucleares y misiles balísticos y acelerar su despliegue", declaró el líder norcoreano en su amenazante discurso.

 

Por otro lado, Kim Jong-Un adelantó que podría enviar una delegación a Corea del Sur para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

 

"Estamos dispuestos a tomar las medidas necesarias, incluido el envío de nuestra delegación" a los Juegos que se celebrarán en la ciudad surcoreana de Pyeongchang, declaró.

 

Las palabras de Jong-Un llegan luego de un documento que se dio a conocer el sábado, en el que el gobierno norcoreano aseguraba que no va a haber "ningún cambio" en su política, y califica al país como "un innegable nuevo estado estratégico de poder nuclear".

 

 

"La RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial del país), como un estado nuclear responsable, liderará su historia hacía la independencia y la justicia, resistiendo todas las tempestades en este planeta", apunta el documento.

 

Corea del Norte ha realizado 16 pruebas de misiles en 2017, además de su sexto y más poderoso ensayo nuclear hasta el momento, realizado el 3 de septiembre.

 

 

A finales de noviembre, Pyongyang lanzó su misil balístico intercontinental (ICBM) más avanzado hasta la fecha, y que según el régimen es capaz de portar una cabeza atómica grande y de alcanzar el territorio de EE.UU. El avance armamentístico, afirmó en ese momento, refleja "su tremendo poder como potencia militar de primer orden mundial".

 

En respuesta al último lanzamiento de Pyongyang, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 22 de diciembre una nueva batería de sanciones con las que se pretende intensificar aún más el aislamiento del país asiático, secar todas sus vías de financiación y forzarle a sentarse en la mesa de negociaciones.

 

Agencias