Mientras la Guardia Civil y la policía del gobierno nacional continúan siendo asediadas por manifestantes independentistas, el Ministerio de Defensa traslada un cargamento de apoyo. El presidente catalán Carles Puigdemont dijo que su gobierno procedería con la separación de España "al final de esta semana o al principio de la próxima"