Lo dijo el procurador Sergio Rodríguez luego de reunirse con los fiscales del caso del Lava Jato.

 

 

Tras la muerte del juez clave en la causa del Lava Jato, el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas, Sergio Rodríguez, aseguró que "hay datos importantes sobre la Argentina en los testimonios de los 77 arrepentidos" del caso, que desentrañó el pago de coimas millonarias de constructoras de Brasil a funcionarios de su país. Pero indicó que habrá que esperar hasta junio para saber más porque la información hasta ahora es confidencial.

 

Según explicó en una entrevista a Perfil, la investigación por el pago de coimas de la constructora brasileña a funcionarios de distintos países apuntó en la Argentina en dos mails de representantes de Odebrecht con Manuel Vázquez, el ex asesor del secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime -condenado y preso por distintas causas-, en el marco de las negociaciones por el soterramiento del ferrocarril Sarmiento.

 

"Hasta junio esos datos van a ser confidenciales porque los fiscales le dan la oportunidad a la empresa de que haga sus acuerdos en el resto de los países donde habría habido una matriz similar. Confío en que en el curso de 2017 vamos a tener toda la información de Brasil y vamos a tener avanzado el análisis de algunos contratos de obra pública de las constructoras del LavaJato", señaló a Perfil.

 

Según ese diario, el fiscal Rodríguez se comunicó el jueves por la tarde con los fiscales de Curitiba para conocer el avance del acuerdo que iba a anunciarse el viernes y mediante el cual Odebrecht se comprometió a colaborar con las investigaciones judiciales en países como Perú, República Dominicana y Argentina. Pero esa tarde, se conoció la muerte del juez Teori Zavascki, miembro del Tribunal Supremo, quien viajaba en un avión que se estrelló contra el agua en Río de Janeiro y tenía un rol clave en la investigación.

 

"El caso del asesor de Jaime es específicamente de Odebrecht pero nuestra investigación es más amplia. Abarca a las principales empresas que participaron en la cartelización de la obra pública en Brasil a través de contratos con Petrobras y que también tienen participación en la obra pública en Argentina", reseñó el fiscal.

 

El fiscal añadió también que van a "monitorear la causa" que se abrió contra el jefe de la AFI, Gustavo Arribas, luego de que un financista contara que le transfirió unos 600 mil dólares en 2013, aunque el funcionario solo habría reconocido el pago de unos 70 mil justificados en la venta de un departamento.

 

"El tema Arribas puede tener o no vinculación con nuestra investigación. Incorporamos la noticia y vamos a monitorear la causa, dijo en una entrevista publicada en el diario Perfil.

 

Rodríguez afirmó que el pasado jueves se reunió con los fiscales de Brasil y le dijeron que "hay información muy importante respecto de Argentina" en las declaraciones de 77 ejecutivos en el marco de los avances de la causa que se instruye en ese país.

 

Según indicó, a sus pares de Brasil se le pidió "copias de las declaraciones, testimonios y documentos vinculados a sobornos a funcionarios argentinos" y señaló que "cuanto menos hay algún tipo de individualización" de funcionarios e intermediarios en el pago de coimas.

 

En ese sentido, el titular de la PIA resaltó que "Odebrecht diseñó una estructura con singular éxito, y eso no es sencillo".

 

"Se trata de hacer lo más invisible posible los tráficos de dinero que salen de una empresa y terminan en el bolsillo del funcionario, y esta estructura que se creó es para disimular esos pagos de la mejor manera posible. Yo no descarto que esa misma estructura puede haber sido utilizada por la totalidad de las empresas que estamos investigando", señaló.

 

Para Rodríguez, "hay que ver qué declararon los arrepentidos y qué dicen quienes cobraron los pagos" sobre el papel de las constructoras argentinas que se asociaron a las firmas brasileñas, y por ello se le pidió "a algunos ministerios que hagan un informe de auditoría de algunas obras para de determinen si hay indicios de irregularidades".

 

fuente clarin

Se desencadenó en la Penitenciaría Estadual de Alcaçuz, al parecer por una disputa entre bandas.Al menos 30 presos murieron hoy, algunos decapitados, durante otro motín en una cárcel de Brasil, esta vez en Natal, en el noreste del país.

 

 

La rebelión se desató en la Penitenciaría Estadual de Alcaçuz, la mayor de Natal, capital del estado brasileño Río Grande del Norte. Tras 14 horas, las fuerzas de seguridad tomaron control del penal esta mañana.

Según lo informado por las autoridades, citadas por la agencia DPA, todo comenzó cuando presos de un pabellón, todos miembros de una organización criminal, invadieron otra sección del presidio donde estaban integrantes de otra banda.

Al menos 30 muertos durante otro motín en una cárcel de Brasil

Un grupo de presos es custodiado tras el motín que dejó 30 muertos EFE/Ney Douglas

"Por lo que vimos, podemos afirmar que al menos diez presos murieron. Pudimos ver las cabezas arrancadas", dijo Zemilton Silva, coordinador de Administración Penitenciaria de Río Grande del Norte, el estado en el que se desarrollaron los hechos.

Según el diario "Folha de Sao Paulo", la disputa se libró entre miembros del Comando de la Capital (PCC), la organización criminal más importante del país, con base en Sao Paulo, y del Sindicato del Crimen (SDC), una banda que lucha por el controlde las rutas del tráfico de drogas en esta región de Brasil.

 
Al menos 30 muertos durante otro motín en una cárcel de Brasil

Una foto sacada en la cárcel donde se produjo en motín / AFP PHOTO / HO

La penitenciaría de Alcaçuz tiene capacidad para 620 presos y albergaactualmente a 1.083.

En un comunicado, la Secretaría de Estado de Seguridad Pública y Defensa Social (Sesed) señaló que las muertes son "resultado de una disputa entre facciones rivales".

En su cuenta de la red social Twitter, el presidente de Brasil, Michel Temer, indicó que "está acompañando" la situación.

Desde que comenzó 2017, ya son más de 100 los muertos por reyertas entre presos y revueltas en las cárceles de Brasil. La mayoría de matanzas es atribuida a una disputa externa entre bandas criminales por el control del narcotráfico en el país, asícomo a las terribles condiciones de las prisiones brasileñas, donde las bandas ejercen el control interno y los reos conviven hacinados.

Brasil tiene la cuarta población carcelaria más grande del mundo y serios problemas de superpoblación dentro de sus prisiones, con más de 622.000 presos y sólo 371.884 plazas, según datos oficiales.

 

fuente clarin