Este lunes cerca de las ocho de la mañana, Ricardo Centurión fue demorado por la policía del municipio de Lanús luego de haber cruzado dos semáforos en rojo en una zona escolar. El delantero, quien puso en riesgo la vida de los niños que caminaban por la calle rumbo a la escuela, se negó a hacerse el control de alcoholemia y tuvo un cruce de palabras y tratos agresivos con los oficiales.

Este miércoles, desde las 21.10, los presentes quedarán en el olvido y habrá un superclásico con un trofeo en juego: Boca y River definen la Supercopa a partido único, en Mendoza. El campeón del torneo local enfrenta al ganador de la Copa Argentina. Por ahora, ambos solo comparten llegar con dos triunfos agónicos. Los xeneizes están mejor armados y con más certezas, mientras que Gallardo cambia sin dar la tecla.