Un caso emblemático de marginalidad y fútbol: el pacto de convivencia entre San Lorenzo y la villa 1-11-14

Deportes
Lectura

En el Bajo Flores, el club azulgrana alcanzó una acuerdo de cooperación; Tito Villalba surgió de la villa y progresó en la entidad

Corría carreras por los apretados callejones de la villa y jugaba al fútbol por plata. Con 11 años, cruzó la avenida Perito Moreno y lo tomaron después de una prueba en San Lorenzo . Iba y venía, si en definitiva vivía enfrente. "Una semana no pude ir a entrenar por unos problemas que pasaron adentro y los coordinadores del club me dieron la posibilidad de ingresar a la pensión. Ni lo dudé, a las cinco de la tarde me preguntaron y a las ocho estaba en la puerta con mi bolsito", cuenta Héctor "Tito" Villalba. Esos 'problemas adentro' habían ocurrido en la 1-11-14, su lugar, su refugio. Su casa. El delantero creció, llegó a primera división, ganó la Copa Libertadores con el Ciclón y hoy lo dirige Gerardo Martino en el Atlanta United de la Major League Soccer (MLS). Él es el ejemplo más contundente de una convivencia especial entre el club azulgrana y la villa.

"San Lorenzo mantiene una relación de cooperación con la villa 1-11-14, el club tiene becados a más de 400 chicos que todos los días realizan diferentes deportes en la Ciudad Deportiva. Nosotros creemos que una de las principales funciones de un club es la social, y en ese sentido nos movemos, trabajando con curas villeros y diferentes organizaciones que no sólo ayudan en la 1-11-14 sino también en diferentes barrios humildes aledaños", le cuenta Matías Lammens , presidente de San Lorenzo, a LA NACION.

La zona es difícil. La exclusión manda y la delincuencia suele ser noticia. Los robos son usuales y las instalaciones del Ciclón en varias oportunidades fueron víctima de saqueos, por eso el club ha buscado crear un confiable canal de colaboración.

La villa 1-11-14 se encuentra entre la avenida Varela, Perito Moreno, Fernández de la Cruz, Riestra y Bonorino. Son casi 47 hectáreas. Según los informes de la Comisión Municipal de la Vivienda, la 1-11-14 tiene la mayor densidad habitacional en relación a otras villas. El promedio es de 800 habitantes por hectárea frente al común de 260 habitantes por hectárea. Hoy se estima que viven 50.000 personas.

Mientras sigue dando pasos en dirección a la vuelta al barrio de Boedo, San Lorenzo sabe que vivir en el Bajo Flores espanta negocios. No puede organizar recitales ni alquilar la cancha para otras actividades y los partidos programados en horario nocturno alejan al público. "Creo que, más allá de lo que el club pueda hacer diariamente para colaborar con la gente que vive en la villa, es necesario que el Gobierno se encargue de terminar de urbanizar la 1-11-14 y de sumar seguridad a la zona. Hemos sufrido muchos hechos delictivos, decenas de hinchas fueron asaltados en las inmediaciones del estadio, y es por eso que en su momento le pedimos medidas especiales al Ministerio de Seguridad, con el que desde entonces venimos trabajando conjuntamente al respecto", agregó el presidente Lammens.

fuente lanacion

Autor Cristian Grosso

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.