Real Sociedad - Barça: Una maldición menos y media Liga más

Futbol
Lectura

El Barça remonta dos goles ante la Real Sociedad y gana en Anoeta ocho años después

 

Hay embarcaciones que nunca salen del Triángulo de las Bermudas. Sapos que nunca se acaban convirtiendo en Príncipes. Y el retrato de Dorian Gray sigue envejeciendo. Pero la maldición del Barça en Anoeta ha tocado a su fin ocho años después. El equipo de Valverde puede con todo y remontadas como la lograda bajo la lluvia de San Sebastián le confirman como aspirante a todo.

No hay mejor forma que espantar tus fantasmas que con una dosis de autoestima como la del Barça ante la Real Sociedad. Los azulgranas fueron capaces de remontar dos goles, acabar goleando y culminar una primera vuelta sin conocer la derrota casi perfecta. Tanto, que el Real Madrid ya queda a 19 puntos. En agosto, las casas de apuestas ni contemplaban esta posibilidad.

La puesta en escena del Barça fue buena, pero el fantasma de Anoeta le castigó

El bloqueo mental del Barça en Anoeta era tan indiscutible como indescifrable. No están cómodos los azulgranas sobre el tapete donostiarra, incapaces de encontrar el interruptor y encender la luz. Son como un yate saliendo de puerto sin recoger el ancla. Estaban atrapados por fuerzas misteriosas hasta que Luis Suárez, ocho años después, dio con la tecla. Porque la labor del uruguayo bajo la lluvia fue impagable.

La puesta en escena de los de Valverde esta vez fue buena. Paciencia con el balón en los pies, intentando driblar la presión de la Real Sociedad y buscando la espalda a sus laterales. Sergi Roberto la pedía una y otra vez, pero no acertaba en el centro. El guión esperado en una visita siempre difícil para el vigente campeón de invierno.

Pero Anoeta siempre reserva alguna sorpresa al Barça. Esta vez llegó en forma de centro lejanísimo de Xabi Prieto y remate de cabeza de Willian José con más fortuna que otra cosa, casi resbalando. Un remate que rebotó contra el suelo y luego contra el larguero. Ter Stegen no alcanzó a desviarlo. Todos los fantasmas resucitaban de golpe. Desde Canterville hasta Casper.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." alt="Juanmi anotó el segundo de la Real Sociedad" />

Juanmi anotó el segundo de la Real Sociedad (Alvaro Barrientos / AP)

Quedó atascado el Barça tras darse de bruces contra la historia. El chaparrón de agua se trasladaba al campo, incapaz de abrir el paraguas el conjunto azulgrana. Con Iniesta en el banquillo, André Gomes y Paulinho andaban perdidos. Como Rakitic. Busquets no encontraba líneas de pase y Piqué intentaba excursiones imposibles que nunca tenían final feliz.

Willian José aparecía por todos lados, era una pesadilla para la zaga azulgrana. Canales lo hacía todo bien y daba mucho trabajo a Ter Stegen. El orden defensivo de la Real era encomiable, obtuso el Barça en la construcción. Superada la media hora, llegó el segundo croché. Juanmi le ganó el desmarque a Sergi Roberto y Anoeta volvió a estallar de alegría con el segundo gol. Poco antes, González González había anulado un tanto legal a Willian José. El castellano-leonés siempre acude a su cita con la polémica.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." alt="El gol de Paulinho fue clave para el Barça" />

El gol de Paulinho fue clave para el Barça (David Ramos / Getty)

La imbatibilidad azulgrana en la Liga pendía de un hilo. Una primera vuelta inmaculada estaba a punto de irse al traste de nuevo en San Sebastián. Ciudad tan bonita como maldita para el Barça. Luis Suárez, que se estaba vaciando en la presión, copió la receta de la Real y ganó la espalda a la defensa donostiarra en un abrir y cerrar de ojos. Paulinho recogió el regalo del uruguayo y recortó antes del descanso. Un poco de aire para los de Valverde, que ya tenían algo a lo que agarrarse. No parecía haber mucho más.

El milagro que perseguía el Barça debía nacer en las botas de Messi, más ausente de lo habitual en lluviosa capital donostiarra. Al argentino le gusta siempre cocinar los partidos, estudiar al rival y esperar el momento adecuado para aparecer. No hay nadie que sepa leer el juego como él. La Pulga procesó en el descanso todo lo sucedido y apenas tardó cinco minutos en ofrecer su veredicto. Una conducción perfecta y un pase en el momento preciso para que Luis Suárez dibujara uno de sus mejores lienzos. Una vaselina de museo.

Luis Suárez marcó su primer gol en Anoeta

El Barça había empatado, aunque su historial en Anoeta no invitaba a pensar en nada parecido tras el 2-0 de Juanmi. Pero el equipo de Valverde tiene algo diferente a los últimos años. Compite como el que más hasta en sus peores noches y se está convirtiendo en la pesadilla de sus rivales. Nunca cae a la lona, por muy grogui que parezca. George Foreman asiente.

Los azulgranas se habían asomado al abismo y, de repente, se encontraban a un paso de la cima. Quedaba lo más difícil, coronar y acabar con la maldición. No hay receta posible para eso, sólo trabajar y esperar. Alguna oración de vez en cuando tampoco va mal. Y el Barça lo estaba haciendo todo ante una Real que había dado un paso atrás, temerosa tras la igualada.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo." alt="La celebración de Luis Suárez" />

La celebración de Luis Suárez (Alvaro Barrientos / AP)

La lluvia se unió a la fiesta de tal manera que se convirtió en un factor, reducida la velocidad del balón ante la cantidad ingente de agua que bebía el tapete. Valverde le dio la alternativa a Dembelé, en una apuesta por su velocidad. Pero si había un jugador que estaba sobresaliendo era Luis Suárez, peleado con el destino.

El uruguayo empujó al Barça hasta la cima, incalculable el valor del delantero. Rulli se equivocó, Vermaelen dio un pase de gol con la cabeza para rubricar otra actuación sobresaliente y Suárez no falló por el palo corto. La maldición de Anoeta saltaba por los aires sin más explicación que la fe de un equipo transformado por Valverde.

No tuvo la respuesta la Real, desubicada ante la reacción furiosa del líder. Muda, asistió al golazo de falta de Leo Messi, que rubricó la heroica remontada del Barça y confirmó que el campeón de invierno quiere serlo también en verano. A este paso, será en primavera. Los azulgranas tiene una maldición menos y media Liga más.

 

Ficha técnica

Real Sociedad, 2 - FC Barcelona, 4

Real Sociedad: Rulli; Odriozola, Navas, Llorente, Rodrigues; Illarramendi, Zurutuza (Zubeldia, min. 54), Xabi Prieto (Januzaj, min. 77); Canales, Juanmi (Oyarzabal, min. 58), Willian José.

Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Vermaelen, Piqué, Jordi Alba, Busquets, Rakitic; André Gomes (Digne, min. 79), Paulinho (Dembelé, min. 65); Luis Suárez (Denis Suárez, min. 89) y Messi.

Árbitro: González González (Castilla- León). Amonestó a Illarramendi, Oyarzabal, Piqué y Rakitic.

Goles: 1-0, min. 10: Willian José. 2-0, min.33: Juanmi. 2-1, min. 38: Paulinho. 2-2, min. 50: Luis Suárez. 2-3, min. 70: Luis Suárez.

2-4, min. 84: Messi.

Incidencias: Partido de la decimonovena jornada de la liga Santander, disputado en el estadio de Anoeta ante 23.277 espectadores. Lluvia incesante en una noche desapacible.

 

fuente lavanguardia

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.