Boca cerró el semestre con una goleada en San Luis

Deportes
Lectura

Boca sacó a pasear su bicampeonato por el interior del país para ponerle punto final a un semestre en el que cumplió dos de los tres grandes objetivos que se había

propuesto a principios de 2018. En el coqueto Estadio Único de La Pedrera, en San Luis, el plantel comandado por Guillermo Barros Schelotto comenzó su descanso después de vencer 4 a 0 a un combinado local, cerrando una primera parte del año en la que festejó otro título local y consiguió, con más sufrimiento de lo previsto, la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores. La única y gran mancha fue la Supercopa que perdió con River en Mendoza.

Después de la presentación con triunfo ante Talleres, Boca llegó a tierras puntanas con un equipo que no tuvo a sus principales figuras. Carlos Tevez y Fernando Gago ya empezaron sus vacaciones y Cristian Pavón, el uruguayo Nahitan Nández y los colombianos Wilmar Barrios, Frank Fabra, Sebastián Pérez y Edwin Cardona se preparan con sus respectivas selecciones para disputar el Mundial en Rusia.

Entonces tuvieron la chance de mostrarse futbolistas con poco rodaje en el año. Y los que se destacaron fueron dos juveniles que buscan su lugar dentro de un plantel que deja pocos espacios libres. Como ocurrió en Córdoba, Gonzalo Maroni tomó muy en serio el amistoso, como para demostrarle al cuerpo técnico que está listo para tener mayor presencia en los partidos oficiales. Asistió a Emanuel Reynoso en el primer gol y participó en cada ataque peligroso (que no fueron tantos) de Boca en el primer tiempo.

Maroni se fue reemplazado a los 17 minutos del complemento, justo después de que Walter Bou marcara el segundo tanto tras una buena jugada de Agustín Almendra, otro pibe promovido por Barros Schelotto que comienza a exhibir sus cualidades.

Lo demostró, por ejemplo, en el tercer gol con una habilitación exacta para Guido Vadalá. Y también con un disparo que reventó el travesaño del equipo local, conformado por futbolistas del ascenso y cuya cara más conocida fue Maximiliano Bustos, el experimentado mediocampista que fue campeón con Banfield en 2009 y también vistió la camiseta de Vélez. Ya en tiempo agregado, Ramón Darío Ábila le dio forma el 4 a 0 final.

.

El semestre de Boca terminó con otro festejo, ante unas 15.000 personas que le dieron un afectuoso recibimiento en San Luis. Ahora será el turno del descanso para los jugadores, que comenzarán la pretemporada el 2 de julio, y del trabajo más arduo para los dirigentes, que buscarán complacer los pedidos del técnico, que quiere al menos tres refuerzos de jerarquía (“necesitamos calidad, no un montón de jugadores”, dijo el miércoles) para apuntar al gran objetivo llamado Copa Libertadores.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.