El día en que el Flaco volvió a Patricios

Deportes
Lectura

Son seis. Entre los seis deben sumar casi cinco siglos. Y son cuatro millenials. Hay seis cafés y seis ginebras. Y una Coca-Cola para los cuatro. Hay medio metro metro de

distancia entre las dos mesas en la pizzería de Caseros y La Rioja. Ya llovizna. Es la última hora del viernes. Hablan. Esperan que se haga la hora.

“...Eran Carabelli, Simón... Rossi...no me acuerdo del arquero” dice uno de los viejos. “El de Tigre...” dice el otro. Y uno más, Campitos, se va del guión y apunta que “... yo fui una vez a la cancha de Tigre, la del lechero ahogado”. Los pibes tienen los ojos clavados en los celulares y los dedos tamborileando en los teclados. Uno dice al aire “che...¿era tan bueno?” Y entonces alguien de la mesa de los viejos cruza el abismo generacional e informa: “¡Cómo no va a ser bueno si nos sacó campeón a nosotros!”. Nosotros es Huracán porque esa esquina es tierra quemera. A las ocho levantan campamento y van a recorrer los cincuenta metros hasta la puerta del Círculo Patricios, un club de barrio recuperado “aprovechando el impulso que está teniendo la zona sur” dirá Néstor Varone, el presidente a quien se le ocurrió arrancar de Recoleta a César Menotti para que Menotti hable con la gente del barrio. Sólo eso, sin estridencias, sin cámaras de TV. Como en casa.

A veces, Menotti es Godot. Pero esta vez es puntual. Está en el primer piso mientras hablan Fernando Signorini y Cayetano Rodríguez. Y Varone. Cuando aparece hay una ovación. El Flaco se sienta y habla pero no dice nada relevante. Está ganando tiempo Se quiebra, casi, después de un cuarto de hora y dice “no sé qué les puedo decir”. El Flaco suele esconder emociones, si las tiene . Y se seca una lágrima del ojo izquierdo. Está conmovido. Reconoció rostros, recuperó voces. Se metió en el túnel del tiempo sin bañarse de melancolía y sale para adelante. Contra el estereotipo, elogia, sonríe y es optimista. Y durante dos horas, casi, el fútbol recorre el salón del Círculo, ese espacio donde Campanella podría hacer la remake de Luna de Avellaneda.

El único miedo es que el técnico no tiene tiempo. Un equipo es como una orquesta. Necesita ensayo aunque tenga los mejores músicos. Y Sampaoli no tiene tiempo de trabajar”, dice. Irá hacia atrás y hacia adelante. “No me vengan con los números telefónicos. Pelé apostó un millón de dólares a los periodistas que le demostraran que Brasil del 70 jugaba 4-4-2. Yo digo como decía Di Stéfano...jugamos 1-10”.

CHARLA CESAR LUIS MENOTTI CIRCULO PATRICIOS

CHARLA CESAR LUIS MENOTTI CIRCULO PATRICIOS

Los millennials están seducidos, en silencio, como en misa. Los viejos se acuerdan. “Me gusta Huracán, es un equipo sólido, está jugando muy bien. No soy amigo del técnico (Alfaro) pero lo conozco y está haciendo un buen equipo” dice y endulza oídos. Y los empalaga después. “En el Huracán del 73 no era necesario que yo estuviera en la cancha. El jueves, después del último ensayo, ya sabía lo que iba a pasar. Eran grandísimos jugadores”. Hay lágrimas (y no es cuento) porque hablará de René. “Yo digo que no murió, que es un ángel que está ahí, dando vuelta y que alguna vez bajará a la cabeza de algún pibe de Huracán”. Alejado del melodrama irá a la constancia histórica. “Yo no sabía quien era René. Estaba buscando un 5 y fui a ver a Defensores de Belgrano porque jugaba Fatiga Russo. Y ese día René jugó de 8...”¿y éste quien es?” pregunté. Y lo trajimos y fue lo que fue”. No puede obviar a Miguel (Brindisi) cuando afirma que “es uno de los más grandes jugadores que vi y que pude dirigir”. Y añade que “no sabía quien era. Me asombré en el primer entrenamiento. Y era un pibe...tenía 17 años y los padres lo traían a la concentración”. Y hablará de Larrosa, de Avallay, de Buglione, de Basile.

La cancha (el salón) se vino abajo con dos o tres frases celebradas como un gol. “El 95% de los jugadores de Primera no sabe jugar al fútbol”. Da ejemplos. “Tienen la pelota y no saben qué hacer, entonces la llevan a ver qué pasa. ¡Y no pasa nada!...si te dan la pelota no sabés qué hacer, lo mejor es devolvérsela al que te la dio”.

El otro gol es cuando habla del periodismo. “Escucho cada cosa...” Hay complicidad de viejos y millennials, sonrisas compartidas. “Uno dice “yo no le hubiera pegado al primer palo”...¡No!...Vos no le hubieras pegado ni le vas a pegar nunca ni al primero ni al segundo... Vos, en todo caso explicame por qué le pegó al primero palo”. Y entonces, habla del aprendizaje.

Alguien le dice que están unos chicos de la pensión de Huracán, jugadores de inferiores y que les diga algunas palabras. “Poco”, replica. Pero no puede con sí mismo. “Llegar a Primera no es fácil pero si llegan tienen que seguir aprendiendo. Y se aprende en el trabajo con el técnico, no con los partidos. Cuidado con las tentaciones, con los amigos del campeón. Y sepan que cuando se pongan una camiseta ustedes van a estar representando a un montón de tipos, que juegan para esos tiempos”. Si hay que aprender, alguien tiene que enseñar. “En una escala del 1 al 10 un jugador debe cinco o seis virtudes y cinco o cuatro defectos. El trabajo de un técnico es que esos cinco virtudes sean cinco o seis y que esos cuatro defectos bajen a tres o a dos”.

El tiempo pasado no fue mejor. Sólo fue antes. “Yo veo una brisa de aire fresco en el fútbol argentino, vamos a ver si se concreta” responde cuando le preguntan por la actualidad. “Y también en la dirigencia, si es que piensan en el juego y no en el dinero. A esta Selección le armaron amistosos con España y con Italia un mes antes del Mundial”, una locura, agrega.

Fútbol. Hablará de Pelé, Pedernera, Maradona,Cruyff, Tostao, Romario...no necesita mencionar a Messi. de futbolistas en actividad, en el salón solo están Marcos Díaz y Maxi Velázquez.

Dos horas después está firmando camisetas del Globo, haciendo selfies (quién diría), dando abrazos a la gente del barrio. Va del salón a la calle y de la calle a la pizzería de la esquina. Lo siguen en procesión. Mesa larga, viejos, millennials, el Flaco. El fútbol otra vez. Llueve.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS
Suscribite y recibi las noticias de Totalnews en tu casilla de correo.